Arquitecta ecuatoriana consigue certificación EDGE por edificio amigable con el medioambiente

Quito, 7 nov (Andes).- La joven arquitecta ecuatoriana Adriana Benalcázar junto al consultor en diseño medioambiental, Daniel Rodríguez, alcanzaron la primera certificación EDGE para el Ecuador con el diseño y construcción del Edificio Edwards, ubicado en el sector de Bellavista, una zona comercial de la ciudad de Quito.

La certificación EDGE otorgada por el Green Business Certification Inc (GBCI) en conjunto con el Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional, se entrega a los proyectos que poseen una arquitectura vanguardista, enfocada en el buen manejo del espacio y la energía.

Según Benalcázar la GBCI toma en cuenta tres parámetros para conceder esta certificación: horro de energía, ahorro de agua y de materiales incorporados. Para obtenerla hay que formar parte del GBCI y pagar a un auditor que revisa los planos, las fichas técnicas, los materiales, en la fase de diseño y luego regresa a la obra y verifica que todo lo que estaba en los planos este construido.

“Es el primer proyecto con certificación EDGE en Ecuador y la Región Andina y pienso que es muy importante primero por un tema de innovación y conciencia ambiental, pensamos fomentar a los arquitectos e ingenieros a que empiecen a realizar estas certificaciones que es solo tomar más en cuenta los materiales que se utilizan, el costo no es muy alto y a la final terminas generando una innovación y apoyas al planeta”, señaló la arquitecta a Andes

Entre las medidas de eficiencia para el ahorro de energía se colocaron medidores eficientes para que cada departamento sepa cuanto consume de energía, cuáles son sus horas picos y cuál es el electrodoméstico que más consume, de esta manera pueden tener más conciencia para ahorrar, apagar o desconectar las cosas.También hay controles de iluminación en las áreas comunales que se encienden solo cuando están en uso.

En cuanto a la fachada, se alcanzó un 24% de relación entre la ventanería y las paredes, de tal forma que hay más iluminación natural para evitar el gasto de electricidad y de ventilación artificial. Además, se usó pintura reflexiva para que los departamentos tengan un buen control térmico.

La asesoría del equipo para la adecuada selección de grifería, sanitarios, y la provisión de información, normas, y aireadores especiales fueron esenciales para que el proyecto sume puntos en la obtención de esta certificación. Las duchas ahorran 6 litros de agua por minuto y los inodoros hasta 6 litros en la primera descarga. De esta forma los residentes de este edificio tendrán el privilegio de ahorrar agua hasta en 40% y de energía eléctrica en 38%.

“Pienso que ahora es muy importante innovar, marcar la diferencia, quisimos generar un valor agregado dentro del edificio pero al mismo tiempo con conciencia ambiental, ayudando al planeta. Estamos muy contentos de haber logrado este certificado”, finalizó Benalcázar.

dvm/jb

La información y el contenido multimedia, publicados por la Agencia de Noticias Andes, son de carácter público, libre y gratuito. Pueden ser reproducidos con la obligatoriedad de citar la fuente. http://www.andes.info.ec/es/noticias/arquitecta-ecuatoriana-consigue-certificacion-edge-edificio-amigable-medioambiente.html

Anuncios