Combate a la pobreza y ley antimonopolio en el mensaje del presidente angoleño ante el parlamento.

pdte-angola

Luanda, 16 oct (PL)  El combate a la pobreza y la preparación de una ley antimonopolio figuraron hoy entre las propuestas del presidente angoleño, Joao Lourenzo, en su primer discurso sobre el estado de la nación en el parlamento.

Vamos a profundizar los diagnósticos sobre la vulnerabilidad para tomar medidas en 2018, incluida la lucha contra la pobreza desde la búsqueda del desarrollo local, expuso Lourenzo en su discurso de casi una hora ante los 220 diputados que comenzaron este lunes la cuarta legislatura.

Entre las opciones está la creación de empleos, el otorgamiento de incentivos a los empresarios que decidan crear emprendimientos en el interior del país, sobre todo los que enlacen producciones en el campo con su distribución en las ciudades.

Debemos crear condiciones para mejorar el ingreso de las familias más desfavorecidas, añadió el jefe de Estado, quien tomó posesión de su cargo el pasado 26 de septiembre.

En cuanto a la ley de la concurrencia dijo que la someterá a los parlamentarios para corregir imperfecciones en el mercado angoleño, con elevadas tasas de inflación aunque esperan bajar de 42 el año pasado a 23 al término de este.

El ejecutivo, explicó, establecerá un cuadro legal facilitador del funcionamiento de las empresas, para un ambiente más favorable, que promueva y defienda la libre iniciativa, la competitividad, la concurrencia, con vistas a salvaguardar los derechos de los consumidores.

Igualmente puso el énfasis en el programa de promoción de las exportaciones y sustitución de importaciones, con la participación activa de inversionistas nacionales y extranjeros, con una fuerte apuesta en la agricultura familiar y también en la mecanización de los métodos de producción.

En materia judicial llamó a contar con un sistema más fuerte y comprometido con las buenas prácticas, lo que incluye la aprobación del nuevo código penal, que sustituirá al vigente desde 1886.

Relacionado con ello señaló la urgencia de una entidad pluridisciplinaria que evalúe los impactos económicos y sociales de las legislaciones aprobadas para asegurar su implementación.

El mandatario garantizó mayor apoyo a la Procuraduría General de la República y a los Servicios de Investigación Criminal para el enfrentamiento a la corrupción, y los delitos económicos y financieros.

Parte de su intervención la dedicó a la necesidad de la modernización de los servicios de inteligencia nacional para que contribuyan al mantenimiento de la paz social en el país, además de apoyar a las poblaciones cercanas a sus unidades.

Como resultado de los cuartos comicios en la historia independiente del país, el gobernante Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) ganó 150 diputados, la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (Unita), 51, y la Convergencia Amplia de Salvación de Angola-Coalición Electoral (CASA-CE), 16.

El Partido de Renovación Social y del Frente Nacional de Liberación de Angola, con dos y uno, respectivamente, se quedaron sin posibilidades de formar bancadas, que sí tienen el MPLA, la Unita y CASA-CE.

Anuncios