GRABACIONES DE LA GUARDIA CIVIL DEJAN EN PELOTAS AL MERCENARIO MARHUENDA

img_48969

Por A. RAMÍREZ / CANARIAS-SEMANAL.ORG.-

Ciertamente no era preciso ser un lince para deducir que la miserable defensa de los personajes y episodios más indefendibles del Partido Popular que todos los días del año realiza Paco Marhuenda no podía deberse, exclusivamente, a que el director de La Razón sea un hombre “muy de derechas”. Tenia que responder necesariamente tambiién a razones más crematísticas

Sin embargo, quien aún tuviera alguna duda de las motivaciones personales de este singular periodista, la resolverá definitivamente al conocer las conversaciones que han salido a la luz tras su imputación por presionar, presuntamente, a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes,una militante del partido de sus simpatias, para evitar que denunciara las irregularidades en el seno del Canal de Isabel II.

Y es que, las grabaciones realizadas por la Guardia Civil al presidente de La Razón, Mauricio Casals, el propio Marhuenda y el consejero delegado del diario ultraconservador Edmundo Rodríguez, uno de los principales imputados en la Operación Lezo por el agujero en el Canal de Isabel II, no tienen ningún desperdicio. La transcripción de dichas grabaciones deja en evidencia el carácter mercenario del sempiterno tertuliano de todas las emisoras de radio y televisión existentes y por existir.

De ellas no solo se desprende que ambos directivos presionaron a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, para evitar que denunciara el desfalco llevado a cabo en el Canal. También muestran cuál es la verdadera función de los medios de comunicación corporativos y permiten imaginar hasta dónde pueden llegar sus campañas contra los movimientos y gobiernos populares, cuando son capaces de actuar sin ningún tipo de escrúpulos contra los de su misma especie.

“LE HEMOS DICHO (A CIFUENTES) QUE ERES UN SOLDADO NUESTRO, QUE ERES INTOCABLE PARA NOSOTROS”

“Ya nos hemos inventado una cosa para darle una leche”. Con estas palabras, tanto Casals como Marhuenda justificaban ante Rodríguez que desde su medio de comunicación harían lo que fuera para evitar que el equipo de Cifuentes denunciara las irregularidades del Canal de Isabel II.

“Le hemos dicho que eres un soldado nuestro, que eres intocable para nosotros y ella por las malas tiene mucho que perder. En una guerra no puede ganar”, le dice en una ocasión Marhuenda a Rodríguez Sobrino, para informarle de sus avances tras una reunión con Cifuentes, a mediados de 2016.

Rodríguez Sobrino pide entonces que la presión aumente. “Paco tienes que decirle: ‘esto ha llegado muy lejos, Edmundo es uno de los nuestros y queremos una solución para él’. Están buscando en los cajones de los armarios, buscando guarrerías a la desesperada”.

Otra de las conversaciones expuestas en la investigación muestra el momento en el que Rodríguez Sobrino llama a Casals para expresar su malestar porque en La Razón se había publicado una noticia positiva sobre el número dos de Cifuentes.

Una recriminación ante la que Marhuenda se disculpó humildemente, haciendo propósito de enmienda y prometiendo darle algo más que “una leche” a Cifuentes. Le he dicho: ‘tu misma, llevas ahí mucho tiempo en el Gobierno. Ahora la gente asocia el Canal a vosotros, punto, e Ignacio González es PP. Tú misma”.

Cuando la Comunidad de Madrid anunció que iba a denunciar el agujero del Canal de Isabel II -a través del que se han comprado empresas por un valor muy superior al real- Rodríguez contactó con Casals para pedirle ayuda y este le mostró su compromiso en ayudarle, incluso presionando al director de La Razón: “Yo le he dicho (a Marhuenda) que su continuidad depende de esto”.

“Cifuentes tiene que ver que no es sólo La Razón, sino que está la Razón, Antena 3, Onda Cero, La Sexta”- añadía Casals.

“ME HA LLAMADO ESA ZORRA, POR LA LECHE QUE LE HEMOS DADO HOY”

Por su parte, Marhuenda reconoce jocosamente en las conversaciones la campaña orquestada contra el ala no afín de su partido. “Me ha llamado la zorra de Marisa – la jefa de Gabinete de Cifuentes- por la leche que le hemos dado hoy. Le ha hecho mucha pupa. Marisa quiere saber si es una campaña. Evidentemente he dicho que no, no hace falta reconocerlo, no es tonta. Le dije: ‘hombre, si hacéis las cosas mal, pues nosotros…’.

“Mañana le damos otro viaje a Cifu (Cifuentes)”- añade Marhuenda en una de las conversaciones pinchadas por la Guardia Civil.

Este miércoles declaraban por estos hechos la jefa de gabinete de Cifuentes, Marisa González, el consejero de Presidencia y número dos de Cifuentes, Ángel Garrido, y el presidente de Planeta, José Crehueras, en calidad de testigos. Los dos primeros habrían sufrido directamente las advertencias de los directivos. El último habría tenido conocimiento del comportamiento de éstos y habría ordenado el cese de la campaña orquestada por Marhuenda siguiendo las indicaciones del presidente de La Razón.

LEER EL ARTICULO EN EL MEDIO ORIGINAL, CANARIAS SEMANAL.ORG

Anuncios