Privatizaciones peperas.

basauri--253x290

Información de Comisiones Obreras.

El Consejo de Ministros autorizó, el  19 de Agosto, la contratación del “servicio de apoyo a la seguridad” en los centros penitenciarios dependientes del Ministerio del Interior. Un claro eufemismo utilizado para definir el proceso de privatización instado por este Gobierno en 67 prisiones del país.

El valor de este nuevo paso en la privatización de la seguridad exterior de los centros penitenciarios asciende a un importe de 58 millones de euros más, para un total de 900 trabajadores y trabajadoras.

Recordamos que en 2013 comenzó este plan de privatización, que continúo con la aprobación de la Ley de Seguridad Privada en abril del 2014, a la que CCOO se opuso frontalmente, y que permitió que la seguridad exterior de los establecimientos penitenciarios pueda realizarse por empresas de seguridad privada, funciones encomendadas a las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado, con un coste que ya supuso más de 33 millones de euros.

Tareas que durante este tiempo vienen realizando de forma simultanea con las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado y, en muchos casos, en condiciones de prevención y seguridad laboral que deja mucho que desear. En definitiva, un autentico despropósito que viene motivado única y exclusivamente por intereses políticos que consisten en crear negocio de lo público, ya que, como ya venidos diciendo, no es necesario ni rentable.

Una vez más la contratación se hará mediante procedimiento negociado sin publicidad, de nuevo se utiliza la opacidad del procedimiento restringido, que facilita sus fines de distribuir lo público entre empresas privadas.

 

Nota del FLAGELO:  No sólo dejan que desear las condiciones de prevención y seguridad laboral, los salarios son vergonzosos.

Anuncios