Hasta las narices de Felipe González y sus lecciones éticas.

CqKrIOTW8AAV6AO.jpg large

Hoy he encontrado en Twitter una afirmación del primer Presidente corrupto de la democracia española que desconocía. Por lo visto, Felipe González dijo el año pasado que “respetó más los DDHH Pinochet que Maduro”. Semejante barbaridad histórica y moral, descalifica al personaje para cualquier cosa más que diga en su vida, pero como vivimos en España, este pasará a la historia como la dicha por  un pensador a la altura del gran Ortega y Gasset.

Miren, ¿cuantos políticos pijos hay en la cárcel en Venezuela? ¿Cuatro? ¿Ustedes creen que la mujer de Leopoldo López hubiera vivido en el Chile de Pinochet? ¿Con toda su escandalera mediática? ¿Donde está el Estadio en el que Maduro fusiló al Puma, a Oscar de Leon y a Carlos Baute como Pinocho a Victor Jara?  ¿Recuerdan ustedes cuando expulsaron de Chile a Joan Manuel Serrat? Yo no he  visto que hayan expulsado al Riverita o a este propio cretino. Claro que Maduro no ha comprado a la marca España la misma cantidad de armas y demás bártulos de asesinato masivo que el Chile de antes, durante y después de Pinochet.

No me explico como se denuncia a unos pobres titiriteros por una obra, y a este sinvergüenza que hace apología de una dictadura criminal se le deja cobrando una pensión pública, con querida y viviendo a cuerpo de rey. Y ya no digamos que no se le investige por los crímenes de estado y malversación de fondos públicos cometidos durante su presidencia.

Yo espero que la generación de jóvenes que nos releve arrase con toda esta caterva de miserables que nos dan lecciones de ética. Les dejo esta información de la Wikipedia para que se enteren, si quieren,

Violaciones de los derechos humanos del Régimen Militar (Chile) – Wikipedia, la enciclopedia libre,

Entre las miles de víctimas de los derechos humanos en Chile, se encuentras varios Diputados, Senadores, Ministros de Estado, rectores de universidades, alcaldes y miembros de las Fuerzas Armadas.[18] [19] También se encuentran intendentes, funcionarios públicos, periodistas, profesores y académicos, sacerdotes, dirigentes sindicales, sociales y políticos, artistas, estudiantes, agricultores, dueñas de casa, profesionales, obreros, indígenas, etc.

Entre todos ellos se pueden listar a los siguientes:

 

Anuncios