Medidas socializantes en Bolivia han sacado a dos millones de personas de la pobreza.

evomoralesayma

ABI-LIBRE RED.-  El gobierno del presidente Evo Morales sacó de la pobreza a unos dos millones de bolivianos en la última década, reconoció hoy aquí el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Hasta el 2005, esta nación andina era considerada la más pobre de Sudamérica.

Sin embargo, tras una década de gestión del Movimiento al Socialismo (MAS) y del mandatario Morales, logró reducir la pobreza del 56 al 39 por ciento, remarcó el informe nacional sobre desarrollo humano El nuevo rostro de Bolivia, transformación social y metropolización.

Para 2025, y como parte de la Agenda Patriótica por el bicentenario de la independencia, el Estado se propone llevar a cero ese indicador.

Por su parte, el representante del PNUD en Bolivia, Mauricio Ramírez, reconoció las políticas públicas que permitieron mejorar la calidad de vida de unos dos millones de ciudadanos, cerca del 17 por ciento de la población.

Lo que refleja el informe es que en términos de condiciones económicas ha habido avances muy importantes, como la mejora de los ingresos laborales, si bien esta agenda necesita ser complementada con mejoras en las condiciones de empleo, agregó.

Por su parte, el coordinador del informe, Ernesto Pérez, destacó que el ingreso de los trabajadores urbanos creció un 44 por ciento, “y ahí se explica mucho la reducción de la pobreza y de la ampliación de la clase media, por lo cual hemos dejado de ser un país predominantemente pobre”.

Explicó que, con respecto de 2005, Bolivia tiene más personas empleadas y con mejores remuneraciones, aunque un importante porcentaje de la población particularmente mujeres y jóvenes, siguen ocupados en empleos precarios.

La población económicamente oscila los seis millones de individuos entre 18 y 65 años.

A juicio de Pérez, la idea de generar empleos de mayor calidad no basta con mejores los ingresos, sino que requiere lograr mejores condiciones integrales de los trabajadores.

Son urgentes políticas específicas de protección y beneficios sociales para el universo de los trabajadores informales, particularmente mujeres y jóvenes en el mundo no asalariado, de manera que estos segmentos de la población superen su situación precaria y accedan a mejores condiciones de vida y bienestar, precisó.

Con una tasa de crecimiento promedio del Producto Interno Bruto de cuatro por ciento, el ingreso per cápita en Bolivia aumentó en más del 50 por ciento entre 2003 y 2013.

Asimismo, entre 2005 y 2012 hubo una reducción de la tasa de desempleo de 8,1 a 3,2 por ciento, reflejan datos oficiales.

LibreRed | ABI

Anuncios