El Yihadismo Occidental en casa de los demás I (Mohammad Mosaddeq)

mossadegh

Bueno, toda la movida que se ha promovido por la matanza de 20 ciudadanos franceses a manos de extremistas y, no por la de 2000 nigerianos a manos de los mismos, quiere decir que Europa calífica la vida de sus ciudadanos por encima de la de los demás, Asi de claro.  Pero esto no es nuevo, a partir de hoy les voy a traer las historias que han conformado el odio del mundo radical islámico hacia occidente. Si bien es verdad que no tiene nada que  ver con los drogados, retrasados mentales de BocoHaram, o como se escriba,  que actuan en Nigeria. O los otros drogados, que Europa defendió, y que actuan en Libia y han dejado el pais como un solar.

La estupidez humana, que diría Galeano, lleva a responder al extremismo con otro extremismo, craso error, El catetismo que padecemos nos lleva a pensar que las cosas malas vienen por si solas, no porque existiese algo que las alimentara.  Oriente medio y Africa son un polvorín. El destrozo que ha cometido occidente arrasando sus recursos naturales, y sembrando la guerra y la violencia generan lo que generan, es decir lo mismo que  a un padre de un ciudadano al que ETA mata en plena calle, ¿o es que tiene mas categoría que un pobre negro que recoge coltán?

A mi, como ya he comentado en este blog varias veces, me parece que las religiones son el instrumento del poder para mantener sojuzgado al trabajador, son una droga, quien dijo que era el opio del pueblo tenía razón. Todas coinciden en el rezo y la limosna. Yo respeto a los ciudadanos que creen, pero no a las creencias que no respetan a los ciudadanos ni a su libertad. Y digan lo que digan los manipuladores, hoy en día no hay guerra de religiones, el Papa católico dice que hay que respetar y aboga por la paz, y los yihadistas, realmente no van contra los católicos, sino contra los infieles que somos los que no creemos y los capitalistas, principalmente contra ellos. Evidentemente, para crear una sociedad civilizada hay que tener valores, pero ya no valen los religiosos.

Bueno, vamos con el primer capítulo, Mohammad Mosaddeq.

Formado en la Escuela de Ciencias Políticas de París, inició su carrera profesional en 1906 como funcionario del ministerio de Finanzas, pero abandonó este cargo para estudiar derecho en Suiza. Regresó a Teherán en 1914, y ocupó posteriormente varios cargos en el gobierno: fue ministro de Hacienda en 1921 y de Asuntos Exteriores de 1923 a 1925. En 1923 fue elegido miembro del Majlis (la cámara baja del poder legislativo iraní), puesto para el que sería reeligido dos años después. En 1927, sin embargo, cayó en desgracia ante Reza Kan Pahlavi y hubo de abandonar la vida pública.

Mossadegh retomó su actividad política en 1943, al obtener un escaño en el Majlis. Pronto destacó como líder de una coalición parlamentaria de grupos nacionalistas que se opusieron, con éxito, a la concesión petrolera otorgada a la Unión Soviética en el norte de Irán. Designado primer ministro el 29 de abril de 1951, mantuvo una firme posición en el posterior conflicto con Gran Bretaña a causa de la expropiación de la Anglo-Iranian Oil Company (Compañía Petrolera Anglo-Iraní).

En 1951 el Primer Ministro Sa’ed firmó con Gran Bretaña un Anexo al Tratado del Petróleo de 1933 (Tratado Gas-Golshayan). Cuando el XV Parlamento se negó a ratificar el acuerdo, las cláusulas que afectaban los intereses iraníes fueron conocidas por la población y Sa’ed debió renunciar. Lo sucedió Ali Mansur, quien siguió la misma suerte al insistir en la ratificación. Asumió entonces como Primer Ministro el Jefe del Ejército, Razmara, quien volvió a insistir en la ratificación frente al XVI Parlamento. Fue entonces que Mosaddeq, a la sazón Presidente de la Comisión del Petróleo del Parlamento, quien declaró a la prensa que los tratados de d’Arcy, de 1933 y el Anexo a éste último era nulos.

Varios sectores apoyaron entonces la voluntad de nacionalizar el petróleo que se desprendía de las declaraciones de Mosaddeq. Gran Bretaña reaccionó entonces buscando asfixiar económicamente a Irán, amenazando con impulsar la independencia del Juzestán iraní, cerrando dos bancos británicos y exigiendo la devolución de una deuda de un millón de libras y los créditos otorgados a los comerciantes iraníes. Por su parte la compañía petrolera británica sacó de circulación su capital.

En esas circunstancias Razmara murió en un atentado terrorista ejecutado por Jalil Tahmasbí, de la organización Fedayines del Islam fundada por Navvab Safaví y aliada al ayatolá Kashaní —aliado a su vez de Mosaddeq—, lo que impulsó una insurrección general contra la influencia británica. En esa dinámica el Tratado Gas-Golshayan fue derogado y Mosaddeq elegido Primer Ministro.

Una de sus primeras medidas fue decretar la nacionalización del petróleo el 20 de marzo de 1951, aprobada por la mayoría parlamentaria y ratificada cinco días después por el Senado.

Ante la decisión de Irán sobre su petróleo Gran Bretaña escaló el conflicto prohibiéndole vender el crudo y amenazando con enviar la flota de guerra. Cuestionó también la nacionalización del petróleo ante la Corte Internacional de La Haya y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Mosaddeq hizo ante el Consejo de Seguridad una histórica defensa de los derechos de Irán sobre su petróleo, que llevó a la indefinición del organismo internacional para esperar la decisión del tribunal internacional. En junio de 1952 Mosaddeq volvió a defender personalmente los derechos de Irán sobre su petróleo ante la Corte Internacional, que se pronunció el 20 de julio resolviendo que no tenía competencia para entender en ese conflicto. El triunfo iraní fue atribuido a la habilidad personal de Mosaddeq, que ese mismo año de 1951 fue considerado como hombre del año por la revista estadounidense Time.

En julio de 1952, enfrentado con el Sha, Mosaddeq presentó su renuncia, desencadenando grandes movilizaciones en su apoyo que obligaron al Sha a restituirlo en su cargo el 21 de julio. Mosaddeq pidió al Parlamento facultades para realizar profundas transformaciones en todos los campos, que fueron implementadas por medio de unas 80 leyes sobre seguridad, corrupción, justicia, presupuesto nacional, vivienda, salud, fuerzas armadas, justicia social, y libertades civiles. El 15 de diciembre nacionalizó el servicio telefónico y la actividad pesquera, que se encontraba entonces concesionada a la Unión Soviética

El 18 de agosto de 1953 se produjo el golpe de estado organizado por la CIA y alentado por el MI6,5 derrocando a Mosaddeq y restableciendo al Sha en el poder. Mosaddeq fue enjuiciado por la justicia militar condenándolo a tres años de prisión. Cumplida la condena debió permanecer confinado en su villa de Ahmad Abad, prácticamente hasta el día de su muerte. El 4 de febrero de 1967 falleció por un cáncer.

Mossadeghmohammad

El periódico The Guardian publicó, en 2013,  el reconocimiento de la CIA  a estos hechos,

The CIA has publicly admitted for the first time that it was behind the notorious 1953 coup against Iran’s democratically elected prime minister Mohammad Mosaddeq, in documents that also show how the British government tried to block the release of information about its own involvement in his overthrow.

On the 60th anniversary of an event often invoked by Iranians as evidence of western meddling, the US national security archive at George Washington University published a series of declassified CIA documents.

Siga leyendo

358

Mosaddeq nunca volvió a salir de su casa, democraticamente elegido fue depuesto por los que ahora se quejan de terrorismo. Repusieron a dedo a u  sátrapa como Pahlevi, que con el tiempo fue expulsado de Irán por la revolución islámica de los Ayatolah, ¿Motivo? ¿La religion, la libertad? No el dinero de el petroleo

Proximamente otro capitulo.

Fuente principal: Canal de Historia

Anuncios