Representantes de UNASUR abogan por transformar los modelos penitenciarios y la rehabilitación de presos

conferencia_flacso_-_1_cr

Quito, 12 sep (Andes) – Representantes de países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) coincidieron este viernes en la necesidad de transformar los modelos penitenciarios y de rehabilitación para lograr la incorporación a la sociedad de los reclusos.

En el encuentro regional ‘Gestión y administración penitenciaria en el contexto de los derechos humanos y la seguridad integral”, se expusieron experiencias continentales en este campo y se informó que la pobreza es el principal caldo de cultivo de la conducta antisocial de la población vulnerable.

Este foro, auspiciado por el Consejo Suramericano en materia de Seguridad Ciudadana, Justicia y Coordinación de Acciones contra la Delincuencia Organizada Transnacional de la Unasur, tuvo como objetivo exponer la situación de los sistemas penitenciarios de la región y fortalecer las capacidades técnicas de los agentes, servidores públicos y operadores de justicia que laboran en la región.

Mariely Valdez relató los esfuerzos desde el Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario de Venezuela, creado hace tres años, para dar un tratamiento adecuado a los reclusos y mejorar el vínculo con sus familiares, lo cual ha generado un cambio de actitud y colaboración en el orden penal.

“Aunque el capitalismo se empeña en señalar que la pobreza no es excusa para delinquir, el 90% de las personas encarceladas procede de esos estratos sociales”, afirmó Valdéz tras resaltaar la trascendencia del papel de los Estados en la reducción del flagelo en función de una mejor ciudadanía.

Desde Argentina, Fabio Dupas, diseñador de políticas de gestión penitenciaria, dijo que el modelo de exclusión capitalista neoliberal aplicado en su país en el pasado ha dejado huellas en las poblaciones juveniles, que en la actualidad son las que pueblan las cárceles mayoritariamente. “Más del 70% de los reclusos argentinos son varones y jóvenes”, aclaró.

Agregó Dupas que quienes ingresaron a las cárceles especialmente por delitos menores, al salir enfrentarán escasas probabilidades de empleo porque cargarán durante 10 años con sus antecedentes penales.

Explicó que esas personas se ven obligadas a trabajar en el mercado informal, con la posibilidad de reincidir en conductas delictivas, por lo que desde la cárcel se ha comenzado a fomentar la capacitación laboral y los hábitos de trabajo, para que retornen en mejores condiciones y aspiren a alternativas empleadoras como las cooperativas.

Por Ecuador, Esteban López, del ministerio Coordinador de Desarrollo Social, se refirió a los programas de inversión social, de salud y educación implementados por el gobierno de Rafael Correa en los siete años de Revolución Ciudadana, que unidos al crecimiento económico del país, han reducido la pobreza extrema y los casos de violencia.

Citó un estudio hecho en Ecuador que revela que la población carcelaria exhibe un bajo nivel de escolaridad básica general y procede en un alto porcentaje de familias de escasos recursos económicos, incluso de hogares monoparentales o extendidos (numerosos en su composición).

La información y el contenido multimedia, publicados por la Agencia de Noticias Andes, son de carácter público, libre y gratuito. Pueden ser reproducidos con la obligatoriedad de citar la fuente. http://www.andes.info.ec/es/noticias/suramericanos-abogan-transformar-modelos-carceles-rehabilitacion-presos.html

Anuncios