Lo que dice la Constitución Bolivariana que hay que hacer ahora.

avenida_san_martin_chavez

AGENCIAS.-   El lamentable fallecimiento del presidente de la República y líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Rafael Chávez Frías, configura automáticamente una falta absoluta en los términos que establece el artículo 233 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

El propio Hugo Chávez solicitó, la última vez que se dirigió a su pueblo en una histórica alocución, el pasado 8 de diciembre, que en caso de su ausencia o inhabilitación, se cumpliera lo que reza la Carta Magna aprobada por la mayoría del pueblo venezolano, en elecciones secretas, directas y universales.

Hace escasas horas, el vicepresidente para el área política del Gobierno bolivariano y canciller de la República, Elías Jaua Milano, expresó que “no debe haber espacio para las especulaciones. Haremos lo que el Presidente dijo que había que hacer, lo que está en la Constitución”. En este sentido, le presentamos a continuación el texto íntegro del artículo 233:

“Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia; su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional; el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato.

Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional.

Si la falta absoluta del Presidente o la Presidenta de la República se produce durante los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Vicepresidente Ejecutivo o la Vicepresidenta Ejecutiva. 

En los casos anteriores, el nuevo Presidente o Presidenta completará el período constitucional correspondiente. Si la falta absoluta se produce durante los últimos dos años del período constitucional, el Vicepresidente Ejecutivo o la Vicepresidenta Ejecutiva asumirá la Presidencia de la República hasta completar dicho período”.

 

Esto es, pues,  lo que pasará a partir de ahora.  Nada de incertidumbres ni pamplinas.  Está bien claro.

Anuncios