III CONFERENCIA INTERNACIONAL POR EL EQUILIBRIO DEL MUNDO.

Se ha estado llevando a cabo en el Palacio de Convenciones de La Habana la III Conferencia Internacional por el equilibrio del Mundo.  Diversas personalidades e intelectuales han intervenido en la misma,  les traigo el resumen de cuatro de ellos,  Lula Da Silva,  Ignacio Ramonet,  Adolfo Pérez Esquivel y Frei Beto.  En los próximos días intentaré traer más opiniones,  de momento como entrada van estos cuatro pesos pesados.

adolfopesquivel-cuba

ADOLFO PEREZ ESQUIVEL

Para el argentino Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, la búsqueda de una solución pacífica al conflicto armado que vive Colombia pasa necesariamente por la participación protagónica del pueblo.

Aunque se considera un “pesimista esperanzado” en relación con el diálogo de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el Gobierno de Juan Manuel Santos, cuya sede permanente es aquí, en La Habana, manifiesta apoyarlo por el bien de esa nación y del continente.

Su pesimismo parte, según dijo en exclusiva a Prensa Latina, de los anteriores intentos que nunca tocaron puerto.

En tanto, “los nuevos aires que soplan en el continente” le proporcionan esperanzas a este hombre, quien fue presidente del Tribunal Permanente de los Pueblos en esa nación suramericana y conoció de cerca los males que la aquejan y que originaron, en parte, el añejo conflicto.

“Toda esta iniciativa uno la ve como una posibilidad, pero hay que tener memoria de todos los intentos de acuerdos de paz entre las guerrillas y el Gobierno colombiano. Lo veo como un pesimista esperanzado”, enfatizó.

Este conflicto de más de 50 años, en su opinión, no se trata de un asunto entre las FARC-EP y el Gobierno, porque “es un problema político cultural, económico, del pueblo colombiano”, dijo el entrevistado en el hotel Palco, en el oeste de esta capital, a propósito de su participación en la Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo.

“Si tomamos en cuenta que hay casi seis millones de desplazados internos a quienes les han quitado las tierras y han marginado, la existencia de grupos parapoliciales y paramilitares, así como el narcotráfico, hay entonces una diversidad de problemas por resolver, pero con la participación de todos”, puntualizó.

Esquivel considera que el pueblo no puede ser espectador, tiene que ser protagonista para solucionar sus problemas, dentro de los cuales sobresale, además y como un eje fundamental, la intervención del gobierno de los Estados Unidos en Colombia.

El premio Nobel investigó por más de dos años la situación de los indígenas y campesinos sobre todo en la región del Cauca, donde han sido y son víctimas de la persecución y la muerte.

AIRES NUEVOS EN LATINOAMÉRICA

El 19 de noviembre de 2012, las FARC-EP y el Gobierno de Colombia instalaron en La Habana una mesa de diálogo, con Cuba y Noruega como garantes, y Venezuela y Chile como países acompañantes.

Los insurgentes han manifestado estar animosos en este proceso y por su parte el presidente Santos ha dicho que se da en mejores condiciones que los anteriores, tanto a nivel de país como de región.

“Lógicamente la situación continental se está modificando, ningún país es estático, sufre cambios y transformaciones, por eso digo que es esperanzador por esta nueva situación continental”, enfatizó el Nobel de la Paz.

“La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el Mercado Común del Sur (Mercosur) y acuerdos regionales ofrecen una nueva visión, un aire fresco que se respira en el continente y que el presidente Santos está percibiendo”, aseguró.

“Apoyo este acercamiento para una solución, pero quiero agregar algo: la paz no se regala porque es una conquista de los pueblos, en lo cultural, en lo político, en lo económico”.

Pérez Esquivel considera sabio ampliar el marco de entendimiento de estas pláticas bilaterales, para llegar a una solución política estable pues Colombia necesita la paz porque -asegura- es una nación con una gran potencialidad.

En la búsqueda de solución en todo conflicto “las partes van con posiciones duras, y ahí es donde está el nudo”, explicó.

Es decir, si se quiere llegar a un punto, nunca el camino es direccional pues tiene retrocesos, avances, y “hay que tener la sabiduría y la paciencia necesarias para saber cuáles son las capas de mínima, intermedia y máxima”, precisó.

Todas las partes tienen que ceder en algunos puntos para llegar a los objetivos, opinó Pérez Esquivel, quien fue reconocido con el Nobel de la Paz en 1980 por su compromiso con la defensa de la Democracia y los Derechos Humanos por medios no violentos frente a las dictaduras militares en América Latina.

“En estas conversaciones, el Gobierno colombiano no quiere hacer un alto el fuego, primer punto que a mí me provoca ese pesimismo”, ejemplificó.

Si no quiere hacer un alto el fuego, si no quiere ceder en nada entonces quiere decir que tampoco quiere lograr nada, agregó el también reconocido educador y artista argentino.

Por otro lado, las FARC se plantea que si el Gobierno sigue la ofensiva llegan hasta ahí y suspenden la decisión unilateral de alto el fuego, cuestionó Esquivel al referirse al cese de hostilidades, decretado por los insurgentes a partir del 20 de noviembre hasta el 20 de enero.

“Entonces qué solución se quiere encontrar. Porque lo importante es hallar un camino justo, y encontrar ese camino es comprender el uno al otro”, especificó.

Considera que en estas conversaciones hay cosas muy concretas que deben tener respuesta: cómo se va a resolver el problema de los casi seis millones de desplazados internos, “nosotros estuvimos en los campamentos de desplazados”, expresó preocupado el Nobel.

“¿Qué se piensa de los pueblos originarios, del pequeño campesino que en esos campamentos nos decían: â��Nosotros queremos volver a la tierra, porque la tierra es parte de nuestra vida, si a nosotros nos quitan la tierra nos estamos muriendo”, se preguntó.

Colombia es uno de los países con mayor índice de desplazamiento a nivel mundial, con más de cinco millones. Dentro de ese total, se reconoce que el 36,88 por ciento son menores de edad.

Las interrogantes, añadió, son cómo se les va a devolver la tierra, qué va a pasar con los grupos parapoliciales y paramilitares, cómo va a ser la intervención de los sectores políticos, sociales, culturales, económicos del país.

Otras dudas asaltan al miembro del Comité de Honor de la Coordinación internacional para el Decenio de la no-violencia y de la paz.

“¿Cuál va a ser la política de integración, de solución, qué va a ser de Estados Unidos que tiene bases militares en Colombia no para defender la democracia, sino para defender sus intereses regionales?”.

Y en cuanto al gobierno estadounidense “tenemos que hablar del Plan Colombia, del Plan Puebla-Panamá, de la triple Frontera, de la reactivación de la IV flota”, recalcó.

Pérez Esquivel tiene esperanzas de “que este proceso no quede aislado, sino que los pueblos latinoamericanos se pongan de pie y se unan para decir sí a la paz en Colombia”.

La Unasur y la Celac son ejes muy importantes y pueden apoyar esta alternativa, asegura el defensor del Derecho de Autodeterminación de los Pueblos.

En su opinión, la paz no la va lograr únicamente el gobierno colombiano con su posición de no generar ningún espacio para que esto se concrete. Ni tampoco las FARC porque este problema los supera.

“Son los pueblos, entonces desde esas perspectivas se pueden encontrar caminos y alternativas”, remarcó.

Considera que urge derribar los muros de la violencia y la intolerancia, los más difíciles de derrumbar porque nadie es dueño de la verdad.

“Esperamos que estas conversaciones de paz avancen, sobre todo aquí en Cuba que brinda todo el espacio con esta gran generosidad para que los pueblos puedan encontrar el camino de la paz, del entendimiento”, dijo Pérez Esquivel.

El hecho de que estas conversaciones se realicen en Cuba es porque resulta un espacio creíble para encontrar nuevas posibilidades, nuevos caminos, resaltó.

Al asumir la presidencia pro tempore de la Celac este 28 de enero, “estoy seguro de que Cuba seguirá mirando como ha hecho este proceso, de frente, pero ahora, desde una posición continental, podrá apoyar más”.

“En este empeño nosotros contribuiremos muchísimo con el organismo regional y haremos todos los esfuerzos para que se pueda encontrar una solución justa al problema colombiano, que ayudará a su vez a la paz continental”, aseveró.

Existen otros desafíos “como una salida de Bolivia al mar y habrá que trabajar mucho con el gobierno chileno para destrabar este diferendo que lleva más de 100 años”.

De todos modos hay que seguir avanzando hacia la unidad continental de la forma que planteó José Martí, “mirar hacia adentro”, porque si los pueblos no están unidos, no podemos hacer nada hacia fuera”, alertó.

“Hay aires frescos en el continente y tenemos que aprovecharlos para respirar en plenitud, para respirar en libertad”, exhortó.

ramonet_encuentro_equilibrio_mundo

IGNACIO RAMONET

El catedrático y periodista español Ignacio Ramonet criticó este martes el nivel miserable en el que ha caído la prensa occidental, responsable de una sistemática campaña mediática de intoxicación en contra de procesos progresistas como los de Venezuela, Cuba y Ecuador.

Así lo manifestó durante su intervención en la III Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo, que se lleva a cabo en el Palacio de Convenciones de La Habana, a propósito del aniversario número 160 del natalicio del Héroe Nacional de Cuba, José Martí.

Ramonet se refirió a la falsa fotografía del presidente de Venezuela, Hugo Chávez , publicada días atrás por el diario español El País, hecho que calificó como “un crimen contra la ética” y “una de las manipulaciones más burdas en la historia del periodismo” mundial.

“El País revela su oposición sistemática a la Revolución Bolivariana, liderada por el Presidente, y a otros procesos progresistas en Latinoamérica como el cubano y el ecuatoriano”, comentó.

Igualmente, advirtió que en el caso hipotético de que la imagen hubiera sido verdadera, se habría violado la intimidad del Líder suramericano. Por ese motivo, también lamentó que el rotativo español haya puesto en evidencia “su desprecio por el ser humano”.

El catedrático, quien además se desempeña como consultor de las Naciones Unidas (ONU) en París, denunció una campaña de las oligarquías mediáticas que tratan de frenar las reformas progresistas y democráticas que se están desarrollando en el continente latinoamericano.

“Todo esto ocurre en un momento en el cual la prensa escrita y los medios tradicionales viven una agonía, la mayor crisis de la reciente historia mediática, cuando se produce a escala mundial un desarrollo vertiginoso de las redes sociales”, explicó.

Por ello, Ramonet recordó palabras de Martí, cuando dijo que “no merece escribir para los hombres quien no sabe amarlos”, y luego agregó que “si el periodismo debe ser un culto, que lo sea a la verdad”.

En ese sentido, resaltó que el Héroe cubano anticipó, en su época, las reglas morales frente a algunas situaciones éticas que hoy enfrenta el periodismo contemporáneo.

Asimismo, destacó que de estar vivo Martí, “sería uno de los tantos que usan Internet y las redes sociales, para dar cuenta de lo que está ocurriendo ahora en el mundo”.

Agregó que los miles de millones de usuarios en Facebook y Twitter, además de la creación, cada día, de unos 100 mil webblogs, que se añaden a los 300 millones existentes, “prueba que la información digital supera 100 veces a la impresa”.

Por último, envió un mensaje de solidaridad al presidente Chávez, quien se recupera de una intervención quirúrgica en Cuba. “Enviamos un gran abrazo de amor y solidaridad (al Mandatario) con el deseo de su pronta recuperación”, expresó.

El intelectual es una de las personalidades que asiste a la Conferencia, encuentro que del 28 al 30 de enero se propone analizar problemáticas del mundo contemporáneo desde la perspectiva del pensamiento martiano.

lula-cuba1

LULA DA SILVA

La Habana, 30 ene (PL) El expresidente brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva aseguró hoy aquí que mientras haya desigualdad e injusticia, “habrá una trinchera en la que estaremos juntos en la construcción de un mundo mejor y más justo”.

En una intervención especial en la jornada final de la III Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo, Lula se refirió a las luchas que ha tenido que librar el continente para lograr su propio desarrollo.

En tal sentido, recordó las palabras del Héroe Nacional de Cuba, José Martí, cuando expresó que perder una batalla significa, ante todo, la obligación y el compromiso de ganar la próxima, porque estamos del lado de la libertad, de la transformación social y de la igualdad social.

El exgobernante (2003-2011) ofreció detalles de los avances que experimenta el gigante sudamericano en la economía, la educación y los programas sociales, por solo mencionar algunas de las esferas en la que exhiben resultados.

Sin embargo, aseguró que todavía falta mucho por hacer en aras de crear un mundo más justo, idea que “nos hizo entrar en la política hace varios años”.

Lula fustigó la ambición de los más poderosos, quienes aún no han sabido capaces de buscar una solución viable a la crisis, indicó.

“En un mundo que se dice civilizado no deben permitirse barreras proteccionistas que estrangulen el comercio de los países más pobres, porque ellos solo quieren vender los productos que su pueblo puede generar. No podemos seguir esclavizados por reglas comerciales asimétricas e injustas”, aseveró.

Esta crisis, apuntó, no fue provocada por ningún trabajador, indio o campesino africano, ella es fruto de la ambición de los responsables de la mayor especulación financiera que la humanidad haya conocido con la complicidad de algunos gobiernos y organismos.

Brasil no solo demostró que los pobres forman parte de la solución de los problemas de un país, sino que se puede crecer con solo adoptar medidas encaminadas a estimular el surgimiento de una nueva dinámica del mercado como la consignación de créditos para estimular el desarrollo de la agricultura familiar y las microempresas, precisó.

Dijo que la educación es la parte más importante del desarrollo de una sociedad, “por ello resulta necesario crear universidades, tal y como lo hicimos nosotros, que permitan formar gente más revolucionaria que piense en América Latina”.

FotosPL-49325-uid27

FREI BETO

Forjar un mundo distinto y libre del egoísmo capitalista implica la construcción de una ética sedimentada en la razón y de una subjetividad enraizada en la capacidad de vivir las virtudes como hábitos, dijo ayer el reconocido teólogo brasileño Frei Betto en la III Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo, que se realiza en La Habana, Cuba. Betto alertó sobre la existencia de amenazas que atentan con el logro de un mundo equilibrado, como las armas de destrucción masiva, la preponderancia del interés por el capital a nivel internacional y la existencia de medios de comunicación que no intentan formar a ciudadanos informados sino generar consumidores.

Frente a esto, en el momento actual también se advierten coyunturas esperanzadoras como la existencia en América Latina de gobiernos que se deben a sus pueblos, señaló el merecedor del Premio Internacional José Martí de la UNESCO, entregado ayer durante la inauguración de la Conferencia.

Los pueblos de nuestro continente, manifestó, sufridos durante las dictaduras militares en la últimas décadas del siglo pasado y decepcionados por los gobiernos neoliberales, ahora eligen dirigentes que gobiernan a favor de las mayorías, defienden la soberanía y niegan a las potencias extranjeras dictar reglas a la región.

Información obtenida de PRENSA LATINA.

Anuncios