El déficit público de Israel en 2.012 es más del doble de lo previsto, pero ellos no tienen problema.

bibi_steinitz_400_266

Según lo publicado en la prensa salmón y medios de comunicación políticamente correctos,  el déficit del Estado de Israel se precipita en el año 2.012 del 2% previsto al 4´2% del PIB.

Israel cerró 2012 con un déficit público del 4,2% del PIB, algo más de doble del 2% previsto en los presupuestos generales, según datos difundidos por el ministerio de Finanzas.

El agujero alcanzó 11.730 millones de dólares frente a 5.420 millones de dólares del cálculo inicial.

El ministerio explicó la desviación en un aumento del gasto público y una reducción de la recaudación fiscal, que se quedó en 65.650 millones de dólares, 4.200 millones por debajo de lo previsto.

El primer ministro, Binyamín Netanyahu, trató de aminorar la importancia del sorpresivo dato: «Es más o menos lo esperado. El déficit no tendrá un efecto significativo en las vidas de los israelíes», señaló.

El Ejecutivo de Netanyahu, al que ya le resta poco tiempo ante las elecciones del día 22, subió un punto el IVA y otros impuestos el pasado mes de septiembre para tratar de reequilibrar el presupuesto.

El titular de Finanzas, Yuval Steinitz, aseguró que el Gobierno no subirá de nuevo el IVA, pero los analistas coinciden en que el Ejecutivo que salga de las urnas – que muy probablemente seguirá liderado por Netanyahu – subirá los impuestos y hará nuevos recortes para cubrir el agujero presupuestario.

“En Finanzas preparan las tijeras para el día siguiente de las elecciones”, según el canal 10 de la televisión israelí. Precisamente ayer, el anterior jefe del Gobierno israelí, Ehud Olmert, que no se presenta a los comicios, acusó ayer a Netanyahu de haber gastado 11 mil millones de shekels en “aventuras temerarias” que luego no se llevaron a cabo, en referencia a un ataque a Irán.

Parece que la derecha extrema de Netanyahu no ha aplicado bien sus propias consignas económicas,  o que las mismas, en realidad no sirven para nada.  Las soluciones,  como pueden leer,  son la subida de impuestos,  es decir el aumento de los ingresos,  nunca los despidos o la disminución de los sueldos.  Se esconde que la obsesión del Gobierno actual por la “seguridad” y las batallitas de mesa de salón,  causan un agujero peligrosísimo para la economía israelí.

Claro,  Israel,  mejor dicho,  el Gobierno temerario e irracional de Netanyahu,  parten con una ayuda que ningún país de esos que rescatan en Europa  tienen,  fijaros,  en Octubre podíamos leer esta noticia,

El secretario del Tesoro de EE.UU, Timothy Geithner, firmó con el director general del ministerio de Finanzas de Israel, Dorón Cohen, la extensión hasta 2016 del programa de garantía de préstamos bilateral que permitirá a Jerusalén acceder a los mercados de capital a tasas asequibles.

«Israel es un socio y aliado vital de EE.UU. La continua disponibilidad de esta garantía de préstamo permitirá que Israel disfrute de acceso a los mercados de capital a tasas asequibles en los próximos años», afirmó Geithner, en un comunicado difundido por el Departamento del Tesoro.

Asimismo, ambas partes suscribieron un Memorando de Entendimiento para actualizar el marco de gestión de este acuerdo, con el objetivo de respaldar el crecimiento económico y la estabilidad de Israel.

Esta garantía de préstamos permitirá a Israel acceder a 3.800 millones de dólares hasta 2016 y será coordinada por la Agencia Estadounidense de Desarrollo Internacional (USAID).

«Israel aprecia el prolongado y extraordinario apoyo de EE.UU. Este programa contribuye a la seguridad y estabilidad de la economía de Israel», explicó Cohen tras el acto en la sede del Tesoro en Washington.

En estos días se celebra en Washington el Congreso del Grupo de Desarrollo Económico Conjunto EE.UU-Israel, el principal foro de diálogo económico entre ambos países.

La economía israelí es una de las más fuertes de Oriente Medio, al crecer un 4,6 % en 2011 y se espera que lo haga en 2012 un 3,3 %, agregó el Tesoro en su nota de prensa.

¡Coooño!  Pese a que la cifra de crecimiento no es la que se esperaba,  el déficit público es más del doble,  se sube el IVA,  etc., etc,…. Aquí no hay problema.  Nadie apremia a Israel.  No hay  primas de riesgo,  no hay desconfianzas internacionales,  para eso esta papa gringo que avala lo que sea.  ¿Se dan ustedes cuenta de que todo esto de la crisis es un cuento,  y no precisamente chino,  y que sólo se trata de una gigantesca recesión del sistema capitalista que.  a largo y medio plazo,  es injusto e inviable?.  Seguro que en el Kibutz no existe déficit de ningún tipo.

No se confundan, si Israel sacó naranjas del desierto no fue gracias al liberalismo,  fue gracias  a el espíritu socialista que preñó la fundación de ese estado y la formación de sus mejores ideólogos.  Y por su puesto la ayuda inestimable del amigo americano que obvió estos temas por sumisión  al loby judio que existe en USA.

Así funciona el capitalismo,  a unos se les permite déficit y a otros no. A unos se les ponen aranceles y a otros no.  A unos se les subvenciona sus actividades económicas y a otros no.  A unos se les permiten actividades agrícolas, ganaderas e industriales y a otros no.  Alemania habla de liberalismo económico y sin embargo planifica, como el soviet supremo,  la economía de toda Europa. Ellos dicen quien no puede tener metalúrgicas,  quien no tiene que producir leche, aceite o condones,  si se pueden  comprar productos extracomunitarios perjudicando a los comunitarios  o no ,  y así…………….

Israel es un ejemplo de  que lo del déficit público no es una crisis,  así de claro.  Pero bueno,  el tiempo,  como siempre, dará razones.

Anuncios