La lucha de Rosa Millán.

rosa millan

El 2 de Febrero de 2.010 una riada asolaba, en Tenerife,  Tabaiba, Radazul, Santa Cruz, Adeje,  Candelaria….. Desde entonces los vecinos que vieron destrozados sus enseres y dañadas sus casas están esperando las prometidas ayudas del Gobierno de Canarias. Los damnificados tuvieron que afrontar alquileres de más de 450 € y pedir préstamos para adquirir nuevos enseres.  Mientras las promesas del Gobierno regional se dilataban en el tiempo.

Uno de los damnificados es Rosa Millán,  una mujer harta de la chusma política que gobierna  Canarias y,  que ha decidido acampar frente a la Consejería de Vivienda del Gobierno Canario,  así  como declararse en huelga de hambre.

“El agua se lo llevó todo; me dejó con lo puesto”. Desde entonces ha vivido huérfana de soluciones, intentado reivindicar su condición de persona y enarbolando sus derechos. “El 22 de diciembre me comunicaron que iban a abonarme algo más de cinco mil euros correspondientes a la indemnización por los enseres que perdí, pero cuando me presenté en la Consejería de Vivienda y Asuntos Sociales me comentaron que la consejera estaba de vacaciones y que no había firmado la orden”, señala.

Para percibir esta cantidad, Rosa Millán tuvo que cumplir el trámite de darse de alta de terceros, procedimiento por el que la tesorería de las administraciones inscribe a los acreedores, pero sin el resultado que esperaba y ahora se le acumulan el desasosiego, la incertidumbre y una rabia que ha ido incubando con los años.

En total  se le deben a los damnificados unos 550.000 €,  una cantidad ínfima frente a los gastos superfluos que tiene este  gobierno.

La valentía de Rosa es aún más destacable en cuanto tiene que soportar cada día la falsedad e hijoputez,  si,  hijoputez,  de la burra que dirige Vivienda y Asuntos Sociales,  Dña.  Inés Rojas. Vean esta información  del digital San Borondón,

SB-Noticias.- Rosa Millán, que permanece en huelga de hambre desde el pasado martes ante la sede de la Consejería de Políticas Sociales y Viviendas reclamando el pago de las ayudas por la riada de Tabaiba de hace tres años, dijo en La Trapera de Radio San Borondón que la consejera Inés Rojas está practicando un juego muy sucio con ella, porque le muestra buena cara todos los días, pero no resuelve su problema.

Millán explicó que sigue adelante con la huelga de hambre iniciada el pasado martes ante la sede gubernamental, “y parece que va para largo”, concretó, porque aunque la Consejera Inés Rojas se esté comportando “como una amiga que viene a darme dos besos todos los días”, no hay forma de que haga justicia con su problema, que no es otra cosa que resolver el tema de las ayudas a las que tiene derecho.

“Inés Rojas viene a saludarme todos los días y me dice que está perdiendo el sueño por mi problema” explicó la afectada por la riada de Tabaiba del 2010, quien entiende que se trata de algo tan absurdo y tan fuera de lugar que la tiene realmente asqueada, sobre todo porque tras saludarla enseguida acude a la prensa para expresar cualquier cosa malintencionada sobre el asunto, lo que la obliga a ella a salir al paso para demostrar con papeles que la consejera no tiene razón.

Denuncia que Inés Rojas está practicando un juego muy asqueroso con ella, lo que hace que cada día se siente más enfadada, defraudada y abandonada por la Administración, porque puede pasarse que no le paguen lo que por justicia le pertenece, pero que encima la consejera trate de criminalizarla soltando insidias y mentiras no es tolerable.

Rosa Millán insiste en afirmar que es mentira que su expediente esté terminado desde 2011 como ha dicho Inés Rojas a la prensa, algo que se cae por sí solo porque durante 2012 le estuvieron pidiendo numerosa documentación, tras lo que afirma que la consejera habla mucho pero demuestra su ignorancia sobre el tema porque ni tan siquiera ha visto el expediente.

“Yo pensé que esto iba a tener una solución más fácil, pero veo que me enfrento a una guerra de mucho cuidado” afirmó esta ciudadana que mantiene la huelga de hambre y “la mantendré con todas las consecuencias”, dijo.

Ven como no me excedo en mis adjetivos.  Quizás me he quedado cortísimo en los que dedico a Rosa que se los  merece todos.  Ustedes podrán discutir si tiene o no derecho,  si es justo o no es justo,  pero lo que no tiene discusión es  que lo que se promete SE TIENE QUE CUMPLIR POR COJONES,  no quedar bien, escurrir el bulto y marear la perdiz.

Rosa Millán,   ¡¡ESTAMOS CONTIGO!!   Porque tienes razón,  pero sobre todo porque tienes mucha DIGNIDAD.

Anuncios