La monarquía que viene peor que la que se va….

24letizia_sup

Artículo publicado por la señora Paloma Barrientos (de dudoso corte radical izquierdista) en la página Vanitatis.

Paloma Barrientos 05/01/2013

En Zarzuela dan la callada por respuesta cuando son preguntados por los últimos viajes lúdicos de la Princesa Letizia sin su marido y sus hijas. El último supuestamente a Londres, entre los días 28 y 31 de diciembre. Como siempre en estos casos, aducen que se trata de la vida no institucional de la consorte real y que, por lo tanto, no tienen por qué facilitar información al respecto. Lo llamativo del caso es que efectivamente ellos tampoco tienen demasiados datos de estos desplazamientos, que se han convertido en otro frente abierto de los muchos que en estos momentos tiene la Primera Familia en asuntos relacionados con la imagen y la comunicación. A la estancia de los Urdangarin en el palacio de la Zarzuela estas fiestas, más las comentadas compras de la reina Sofía en Londres durante siete días, se unen ahora estos viajes secretos de doña Letizia que se costean con los Presupuestos Generales y que en ese sentido dejan de ser privados para convertirse en públicos.

Y ahí es donde se tornan en un problema. Es tal la preocupación de la nuera del Jefe del Estado por mantener en la más estricta intimidad estas vacaciones que incluso llegó a negar a un grupo de periodistas que hubiera viajado a Miami, cuando efectivamente fue así.  Es cierto que solo hay constancia de su llegada y no del lugar en el que se instaló, porque no hubo aviso al consulado de su presencia en la ciudad. Allí se pierde su pista e incluso se rumoreó que pudo viajar a Nueva York para tratar temas personales con Jaime del Burgo, el marido de su hermana Telma. El desmentir este viaje cuando hay testigos que coincidieron con ella en el avión a su regreso a España es algo que incomoda en el entorno familiar, porque consideran que no es la mejor imagen que se puede transmitir a los ciudadanos. Sobre todo porque no se entiende esa necesidad de marcharse sola o con sus amigas a recorrer el mundo como dicen que hizo en su día con una viaje memorable a Australia. Estas escapadas siempre han incomodado a su familia política.

A Miami fue sin su grupo habitual de amigas, acompañada solamente por sus guardaespaldas y un caballero que por los datos físicos que se han difundido podría ser Jaime Alfonsín, jefe de la Secretaría del Príncipe y de los pocos que controla la agenda privada del matrimonio real. La necesidad de libertad ha hecho que muchos de los desplazamientos los haga en fin de semana, entre otras cosas porque las amigas trabajan y por lo tanto es complicado ajustar las agendas de la antigua periodista con el horario laboral de sus excompañeras. Portugal se ha convertido en su territorio comanche, donde la familia Quevedo Pereira Coutinho, una de las grandes fortunas del país, arropa a doña Letizia, que se mueve por Lisboa o el Algarve con total soltura.

Ahora ha vuelto a repetir. Y mientras el Príncipe se paseaba por la plaza Mayor de Madrid con sus hijas el 28 de diciembre, la madre huía de nuevo. Esta vez, y según apuntaba el periodista Antonio Rossi en El programa de Ana Rosa, a Londres. Tampoco se sabe para qué, aunque en este caso no fue sola, sino con las amistades femeninas más intimas. Y otra vez complicaciones para los residentes en el palacio de la Zarzuela y para el “patrón”, como llaman sus hijos al Rey. Demasiados problemas cuando una encuesta de Sigma Dos para El Mundo no le ha sido nada favorable y menos a la princesa de Asturias.

Parece que la Princesa no acepta muy bien las recomendaciones de palacio que le indican que para estos viajes siempre hay que buscar una coartada profesional, ya sea una inauguración de perfil bajo y sin prensa o una reunión de mujeres emprendedoras, aunque estas formen parte del top ten social portugués. Habrá que esperar a las siguientes mini vacaciones para comprobar si hay cambio de registro o si Letizia sigue en sus trece.

Bien,  esta página también publicó otras lindezas de la futurible,

¿Otro viaje en solitario de la princesa Letizia?

La princesa Letizia, de copas sin el príncipe en el local de moda de Madrid

¿La monarquía que nos espera es más descarada que la que se irá?  Ustedes dirán,  pero desde luego que rápidos están algunos para insultar a los de abajo cuando derrochan dinero público y cuanto se callan,  como lo cobardes que son,  cuando lo hacen los de arriba.

Spain, Spain,  país austero donde los haya,  donde los altos dirigentes públicos respetan el dolor de los pequeños empleados con su ejemplo de no ostentar  y de tantas cosas….. Por cierto,  ¿cuantos moscosos tiene esta señora para estar todo el día de aquí para allá en asuntos particulares?

Si no fuera por la lealtad constitucional a la que me debo, hoy,  noche de reyes,  les decía unas cuantas cosas.

Por cierto,  sean niños y que les dejen mucho los Reyes.  Aunque sean  sólo calcetines,  como a mi.

Anuncios