Bolivia bate récords históricos en el ámbito económico.

bolivia_vicelinera

Santa Cruz, 6 dic (ABI).-  El vicepresidente Álvaro García Linera afirmó el jueves que Bolivia batió records históricos en el ámbito económico con el superávit sostenido, el crecimiento de las reservas internacionales, el aumento de las exportaciones y la reducción de la tasa de desempleo.

“Desde que tenemos memoria económica histórica, registrada seriamente, año 1932-36 nunca Bolivia había tenido superávit fiscal, nunca, ni aún en los tiempos del alza de las materias primas en los años 70, ni aún ese momento hubo superávit en Bolivia, desde el año 2006 hasta el año 2012, este año vamos a cerrar nuevamente con superávit fiscal”, afirmó el Segundo Mandatario en la inauguración del Foro Económico de la Cámara de Industria y Comercio (CAINCO) 2012.

García Linera explicó que en 2011 el superávit alcanzó a 0,8% y consideró que este año podría cerrar con al menos 4%.

Asimismo, dijo que se batió otro récord histórico en el ámbito económico con las reservas internacionales.

“Hoy Bolivia tiene 13.900 millones de reservas internacionales, ojalá la siguiente semana lleguemos a los 14.000 millones”, dijo al recordar que las reservas internacionales, antes de 2006. alcanzaban a 1.700 millones de dólares.

“Y si comparamos las reservas internacionales respecto al Producto Interno Bruto, si nuestro Producto Interno Bruto calculado para el año 2012 fue de 24.000 millones de dólares, estamos hablando que en reservas internacionales tenemos más del 50%, lo que constituye un récord a nivel de toda América Latina”, precisó.

Asimismo, destacó que en 2012 Bolivia batirá el récord en exportación, porque está previsto cerrar la gestión con más de 10.000 millones de dólares de ventas al exterior.

“Hace siete años apenas lográbamos exportar 2.600 millones de dólares, en siete años hemos multiplicado por 300% el porcentaje de las exportaciones”, fundamentó.

En esa línea, afirmó que ese incremento se debe a la diversificación e intensificación de los mercados, “no únicamente de gas y minerales, sino también de materias primas, de materias semi-elaboradas que llegan a distintos países del mundo”.

Por otra parte, recordó que en la década de los 90 y los primeros cinco años de este siglo, el crecimiento económico del país era de 3% y el aumento vegetativo de la población 2,6%, es decir, que el crecimiento real era sólo de 0,4%.

Agregó que desde 2006 el crecimiento es más del cinco por ciento anual.

En ese marco, García Linera señaló que todos los récords batidos en el ámbito económico se deben a las políticas del modelo nacional productivo implementado por el actual Gobierno, cuyos primeros frutos se ven de manera inmediata en la sociedad.

“Este pequeño milagro económico boliviano ha tenido su repercusión en el ámbito social de manera inmediata, somos un país que en el mundo se caracterizaba por ser un país de extrema pobreza, hace siete años más de 60% era pobre en nuestro país, y el 40% de los bolivianos era extremadamente pobre, es decir, tenía un ingreso menor a un dólar por día, el día de hoy la pobreza extrema se ha reducido al 20%, es decir, en siete años hemos reducido la mitad de la extrema pobreza”, sustentó.

En ese sentido, el Segundo Mandatario explicó que la pobreza también se redujo del 60 al 45%, y dijo que “el objetivo hasta que finalice esta década es llegar a un índice menor al 10%”, y reducir a cero en los próximos cinco años.

Dijo que esas metas fueron alcanzadas gracias a la redistribución de las riquezas del Estado, es decir, con la implementación de bonos sociales, y con la creación de fuentes de empleo que fueron posibles gracias a la nacionalización de los recursos naturales.

El Vicepresidente señaló que el desempleo también se redujo del 8,5% de 2005 a 3,8% en 2011, aunque ese índice podría llegar a 2,5% hasta fin de año.

No obstante, remarcó que aún falta mucho por hacer para que Bolivia sea un país equitativo y de iguales condiciones para todos, razón por la cual, el Gobierno está trabajando en la elaboración de la Agenda Patriótica 2025, que entre sus pilares fundamentales establece el acceso de todos los bolivianos a los servicios básicos, la soberanía y la seguridad alimentaria, el acceso a la tecnología, y otros.

Precisó que para alcanzar las metas en el ámbito económico y alimenticio, se debe reforzar las relaciones entre el Estado y los empresarios privados, para que todos juntos trabajen por el país.
Red central-clm/rsl ABI

Anuncios