Éxito de las manifestaciones contra la política del Gobierno.

Cuando los servicios mínimos son tan elevados como los que existen hoy en día en el estado español,  cuando los trabajadores están tan tiesos que un día de sueldo les hace mucha pupa,  cuando la gente está acojonada,  sobre todo,  la que trabaja en grandes superficies y comercios,  porque si protestan a final de mes se pueden ir al paro,  cuando el ciudadano ha perdido su dignidad y cree que el y su trabajo valen  600 euros y gracias patrón que me das de comer,  cuando todo esto pasa,  es difícil que cualquier huelga,  por justa que sea pueda triunfar.

Por eso mido el  éxito de esta convocatoria de protestas en la asistencia  masiva a las manifestaciones.  Está claro que eso es lo único que le queda a la gente para mostrar su descontento.  Y hoy ha estado muy claro que ni somos cuatro,  ni tienen el toro atado por los cuernos.  Esto cualquier día explota.  Y lo hará cuando la gente comprenda de que va esto de la crisis y cuanto se está mangando por ahí detrás.

Felicidades a todos los que habéis respondido hoy,  diciendo ¡Basta! al asalto que PPSOE están haciendo al estado de  bienestar.

Anuncios