¿Porque el puesto de trabajo de los funcionarios debe ser por oposición y fijo? Se lo explico.

Algún idiota,  de esos que ahora viven de las tertulias,  está  criticando el estatus de puesto de trabajo fijo que tienen los funcionarios públicos. Entre ellos D. Miguel Angel Rodríguez,  aquel portavoz del Gobierno de Ansar que fue cesado porque no daba más de si.

Cuando cobras pagas de por vida por haber trabajado ocho años,  es fácil criticar a los trabajadores y,  por supuesto,  a los funcionarios.

Miren,  desde que el estado español goza de democracia,  la cantidad de inútiles y bombillas avispadas que ha dirigido la Administración Pública es enorme.  Sin embargo el trabajo se ha venido haciendo con relativa diligencia. Pese a tanto cambio de leyes, normativas,  circulares,  órdenes…. los “putos”  funcionarios han cubierto las espaldas de sus jefes y han trabajado con imparcialidad,  independencia, conocimiento y lealtad.  Hay de todo,  claro,  pero no vamos a empezar una relación de malos de todas las profesiones,  porque no procede y porque,  además,  los funcionarios no ocuparían la primera posición,  no lo duden.

Para ser independiente e imparcial en tu trabajo no puedes tener tu empleo pendiente de un hilo,  porque con esa situación lo que se consigue es totalmente lo contrario.  El poseer un puesto fijo te da valentía para  tratar por igual a los ciudadanos, la precariedad te deja al servicio de los poderosos. Si tienes un  trabajo fijo y bien remunerado puedes eludir con más facilidad la extorsión o el chantaje.

Yo creo que esto lo entiende cualquiera,  menos los bobos a los que van destinados los discursos de tertulianos baratos.

En la empresa privada o la escuela del mismo tipo,  los puestos de trabajo no se obtienen por oposición.  Esto implica que no se puede demostrar el conocimiento del trabajador o la imparcialidad del contratador y que cualquiera tenga acceso a un puesto de trabajo,  y no sólo por ser amigo,  conocido o familia,  o porque tu colegio está subvencionado por x empresas.

Por eso los funcionarios deben serlo por oposición y tener su puesto fijo.  Los hijos de fulano y zutano a los que nombraban por amiguismo directores de Cajas de Ahorro ya saben ustedes a donde nos han llevado y que profesionalidad han demostrado. Y no quisiera dar más ejemplos.

Lo lamentable es que el funcionariado no diga un día basta y desenmascare a tanto político que usa la demagogia  contra quien le cubre la espalda de su inutilidad y falta de honradez política. A quienes usan la descalificación fácil y populista,  incluso el chiste viejo,  para que los cantos no caigan sobre ellos.

¿Cuando el trabajador público dejará de ser mamporrero del político inútil?

Anuncios