Acaban con más de siete mil hectáreas de coca en Bolivia.

La Paz, 2 sep (PL)  El proceso de racionalización concertada y la erradicación forzosa de cultivos de hoja de coca en Bolivia alcanzó las siete mil 319,45 hectáreas en lo que va de año, informaron hoy fuentes oficiales.

Los datos, dados a conocer por el Viceministerio de Defensa Social y Sustancias Controladas, detallan la labor realizada por la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en el trópico de Cochabamba, los Yungas de La Paz y la región de Yapacaní, en Santa Cruz, hasta el 30 de agosto.

De mantenerse este ritmo, hasta fines de año se superará la cantidad de hectáreas erradicadas en 2011, cuando se lograron eliminar o reducir 10 mil 509.

Hasta el momento la zona donde más cultivos de hoja de coca fueron erradicados se centraron en el Chapare (Cochabamba), donde los miembros de la FTC lograron destruir cinco mil 578,68 hectáreas, luego le sigue los Yungas (mil 547,44) y finalmente está Yapacaní (193,32).

En lo que va de la gestión del presidente Evo Morales, desde el año 2006 al 30 de agosto de 2012, la FTC logró racionalizar o erradicar 49 mil 192 hectáreas en las áreas anteriormente señaladas.

A esto se suma la intervención de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico, la cual ha posibilitado detener a varios narcotraficantes y destruir cientos de instalaciones clandestinas dedicadas a la cristalización de la cocaína.

Bolivia ha logrado avances en la erradicación de los cultivos de hoja de coca, en la interceptación de cargamentos de cocaína y la detención de personas involucradas con el narcotráfico, según reconocen organismos internacionales.

La nación andina es una de las mayores productoras de hoja de coca en el mundo, considerada un cultivo milenario en la región, pero que se ve afectado por la demanda internacional de la cocaína.

Actualmente Estados Unidos, junto a España y Reino Unido por la Unión Europea, encabezan el consumo mundial de cocaína y cannabis (marihuana), según datos del Observatorio Europeo de Drogas.

Los informes más recientes aseguran que anualmente mueren entre ocho o nueve mil personas en el mundo por el consumo de estupefacientes.

Anuncios