Melenchon duplica la intención de voto inicial y pide votar contra Sarkozy.

AGENCIAS.-  París  El candidato del Frente de Izquierda (FG) a la presidencia de Francia, Jean-Luc Mélenchon, ha asegurado que su formación tiene “la llave del resultado final” y llamó a sus electores a votar contra el conservador Nicolas Sarkozy el próximo 6 de mayo. Según los primeros sondeos difundidos en Francia, el socialista François Hollande ha ganado la primera ronda de los comicios, por delante de Sarkozy, y ambos pasan a la segunda y definitiva vuelta electoral.

El Frente de Izquierda obtiene una horquilla de entre el 11,7% y el 10,2% de los sufragios, por detrás de la ultraderechista Marine Le Pen, que logra entre el 18,5% y el 20 % de los votos, siempre según las primeras estimaciones.

Mélenchon, al que los sondeos durante la campaña llegaron a situar por encima del 15% de intención de voto, pidió a sus electores que se den cita el próximo 1 de mayo “detrás de los sindicatos, con la clase obrera, en la lucha” y posteriormente, el día 6, para “derrotar a Sarkozy”. En un discurso ante sus simpatizantes en la plaza de Estalingrado de París, aseguró que “el resultado del Frente de Izquierda tiene en sus manos la llave del resultado final”.
“Nuestro pueblo parece haber pedido pasar la página de los años de Sarkozy”, dijo el candidato revelación de la campaña.

Mélenchon ha afirmado que “no hay nada que negociar” y subrayó que, si bien el bloque de la derecha ha retrocedido respecto al 2007, la ultraderecha ha avanzado, por lo que su formación ha “acertado al centrar la campaña en el análisis y la crítica radical” del discurso ultraderechista. El candidato apoyado por el Partido Comunista Frances (PCF), que inició la campaña con un 5% de intención de voto en los sondeos, no logró el objetivo de superar al ultraderechista Frente Nacional.

 

Enhorabuena a la izquierda alternativa francesa, también a los demás grupos como el de Joly o la izquierda anticapitalista.  La segunda vuelta la dan clara para Hollande,  pero yo no me fiaría.  Este Sarkozy,  que es más amigo de la CIA que de el pueblo francés,  es capaz de cualquier cosa para no marcharse a casa,  ya sabéis como se las gasta incluso con la gente que hay más inteligente que el dentro de su propio partido.

Quizás Hollande no sea la panacea para los franceses,  pero si representa un equilibrio de fuerzas entre los que quieren algo del estado de bienestar y los que no quieren nada de el.  El que la ultraderecha  obtenga el tercer puesto,  no es ninguna novedad ni sorpresa.  Es lo que hay,  y es,  según su lider,  la Marine esta,  una ideología antisistema,  es decir admite el fracaso del neoliberalismo,  es un “desayuno contigo pero te odio”,  parecido a la falange.  Nada similar a lo que existe en el estado español,  donde lo radical de derechas es el neoliberalismo de la Espe y el payaso ese del Real Madrid que quiere exterminar a los sindicalistas.

Partirse el culo para la segunda vuelta y nada de confianzas ante un enemigo poderosísimo y de juego muy sucio.

 

Anuncios