Y Fontvella se fue al África (Historia irreal)

Si ustedes hacen click  en la noticia de la semana, es decir en el mapa de África que aparece al principio del blog,  podrían pensar que este continente tiene resueltos todos sus problemas. Como se puede observar,  en los lugares más desérticos es donde mas acuíferos existen.

A raíz de esta buena noticia me he tomado un whisky con hielo y se me ha ocurrido esta historia irreal.

Fontvella se va al África.

La famosa marca de agua embotellada que es española,  pero no es española porque pertenece a la multinacional Nestle,  se decidió a realizar extracciones de agua en los recién descubiertos acuíferos de Argelia y Libia.

África no tiene tecnología para explotar ese bien tan preciado y la empresa española invirtió cientos de millones en …”sacar el agua y lograr beneficios”.  Por medio de la filial norteafricana ANGEA (Alá Nos Guarda El Agua),  Fontvella se convierte en una empresa grande y con una proyección internacional enorme.  Por su puesto,  su dueño Nestle, es el receptor de todos los beneficios.  Consigue además decenas de puestos de trabajo,  con salario “competitivo” y sin las rémoras anticuadas de la PRL y los derechos  consolidados, o el pago de la seguridad social y otras zarandajas que corren por cuenta de los trabajadores.

Pasados los años los trabajadores se dan cuenta de que con su “competitivo” salario no se pueden pagar ni la toma de la tensión o  que se matan en el puesto de trabajo.  Los ciudadanos se dan cuenta de que el balance comercial de sus países es negativo.  Fontvella vende toda su agua y ellos tienen que importarla o sencillamente, en muchos casos,  carecen de ella. El agua, que es un recurso natural SUYO que se ha permitido extraer y comercializar a una empresa,  no le da siquiera un arriendo.

Los gobiernos deciden expropiar ANGEA a Fontvella (que es Nestle), primero porqué fue pública y después porque es necesario para que los ciudadanos desarrollen su economía en condiciones de igualdad con los demás países,  y poder un día,  llegar a ser un país desarrollado.

En España (arriba siempre) todos se escandalizan.  Les importa un pepino que en Libia o Argelia se beba agua o se cultive,  lo que les importa es la seguridad de sus amos empresarios en sus “inversiones”  por el mundo. Y aplauden las iniciativas para asfixiar economicamente la osadía de los muertos de hambre, mal agradecidos que osaron quitarles su negocio.

El final de la historia es que estos países no pudieron vender lo que gracias al agua produjeron, por que los ricos países amigos de Nestle se blindaron con aranceles y desprestigiaron política y economicamente a los pobres para que fracasasen en sus intentos de asomar la cabeza.

Moraleja,  no hagas nunca  de Robin Hood,  pide en la puerta de una iglesia diciendo que eres pobre porque tus políticos te roban.  Conseguirás lo más importante que existe en este mundo “NO MORIRTE”.

Anuncios