OAKLAND, las balas de la “Democracia”.

Agencias.-  03/11/11.-  En la ciudad de Oakland una huelga general pacífica se convirtió en un evento violento en el que se repiten los incidentes de la última semana de octubre.

La corresponsal de RT Lucy Kafanov fue testigo de la sangrienta jornada de protestas. La marcha con más de 4.500 manifestantes se transformó en un hecho cruel y sin compasiones. Las fuerzas de seguridad, que están usando gases lacrimógenos y pistolas con balas de goma contra los activistas, han detenido ya a centenares de participantes de la protesta, mientras que los testigos aseguran de que se puede hablar de decenas de heridos. Varias personas fueron atropelladas por coches de la policía.

Se informa de que en el medio de esta escena terrorífica reina el caos absoluto. Se oyen los disparos que se mezclan con los gritos de la gente que, como puede, intenta huir de las manos de las fuerzas de seguridad.

A primera hora de la madrugada, la ciudad californiana fue tomada de los ‘indignados’ estadounidenses que impidieron el normal funcionamiento del puerto, el tercero más importante en el Pacífico.

Según informó el director de la terminal portuaria, Omar Benjamin, los manifestantes lograron bloquear varias puertas de ingreso, pero aseguró que el complejo recuperará su funcionamiento normal en un corto espacio de tiempo.

La manifestación se produce apenas una semana después del violento enfrentamiento entre los ‘indignados’ y la Policía local, cuando las autoridades desalojaron el campamento de los activistas, instalado en el centro de la ciudad, también con el uso de gases lacrimógenos.

‘Occupy Oakland’ representa una rama de ‘Occupy Wall Street’, el movimiento que protesta contra el actual sistema económico estadounidense al considerar que fomenta las desigualdades sociales y la avaricia de las grandes empresas.

Anuncios

Un comentario

  1. La corresponsal de RT Lucy Kafanov fue testigo de la sangrienta jornada de protestas. La marcha con más de 4.500 manifestantes se transformó en un hecho cruel y sin compasiones. Las fuerzas de seguridad, que están usando gases lacrimógenos y pistolas con balas de goma contra los activistas, han detenido ya a centenares de participantes de la protesta, mientras que los testigos aseguran de que se puede hablar de decenas de heridos. Varias personas fueron atropelladas por coches de la policía.
    +1

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.