Evo ve doble moral en Obama y dice estar decepcionado.

 Nueva York, EEUU, 21 sep (ABI).-   El presidente boliviano, Evo Morales, afirmó el miércoles en Nueva York, donde asiste a la Asamblea de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que ha visto una doble moral en su homólogo estadounidense, Barack Obama, y aseguró que por esa situación está decepcionado.

En una conferencia de prensa con los medios internacionales, Morales justificó que Obama habla de varios temas como la Paz, el desarme nuclear, el calentamiento global, el narcotráfico, con un discurso, mientras en la práctica hace lo contrario.

“He visto una doble moral del presidente Obama, decepcionado. Habla de la Paz duradera, pero la Paz duradera no se hace con bases militares ni con intervenciones”, subrayó.

Se refirió también a las armas nucleares y a la carrera armamentista, que Obama rechazó en algún momento, pero Morales pidió que dé una señal acabando con las armas nucleares y la carrera armamentista en Estados Unidos.

“Habla de la naturaleza y dice que cumplió sus compromisos. ¿Por  qué Estados Unidos no ratifica el protocolo de Kioto?. Es el único país del mundo que no ha ratificado el protocolo,  ni lo aplica, No tiene moral para hablar de la defensa de la naturaleza”, sustentó.

“Yo siento que hay un profundo  doble discurso del presidente Obama”, insistió al referirse también  a lo sucedido en Libia, donde las tropas de la OTAN bombardearon a los rebeldes al Gobierno de Gadafi con apoyo estadounidense, y se preguntó porqué no se toma cartas en el asunto en el conflicto  árabe-israelí.

“Dónde está  la OAN, dónde está el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, nos preguntamos. Es otra doble moral”, argumentó.

A su juicio, esa “intervención” es más por los recursos naturales de esos países, en una estrategia que calificó de la nueva “metodología del imperialismo, del capitalismo”: tratar de resolver su crisis financiera con los recursos naturales de otros países.

El presidente boliviano ratificó que en su país se intentó también una estrategia similar para dividir Bolivia, en 2008, cuando “algunos bolivianos con apoyo extranjero, croatas y de otros países”, confabularon para hacer aparecer un gobierno dividido y justificar una intervención.

En medio de esa conspiración, Morales decidió expulsar al embajador de Estados Unidos en Bolivia, Philip Goldberg, acusado de alentar esa maquinación con un grupo de empresarios bolivianos del departamento oriental de Santa Cruz y de otros de esa región, que se denominaron la “media luna”.

“Yo no creo en las palabras del señor Obama es muy decepcionante. En algún momento dije que tal vez  los discriminados, el afroamericano discriminado, los indígenas discriminados. Podíamos entendernos para bien de los pueblos”, recordó, pero señaló que se equivocó porque las políticas de Estados Unidos no cambian, son las mismas.

El gobernante boliviano, el primer indígena que llega a la presidencia de su país, criticó también “la doble moral” en la lucha antidroga y la decertificación, por un año más, del gobierno estadounidense.

Morales aseguró que Estados Unidos sólo decertificó a Bolivia y Venezuela, porque ambos países se oponen a la instalación de bases militares y son críticos al gobierno estadounidense.

Contradictoriamente dijo que Estados Unidos valora la erradicación neta de cocales ilegales y el esfuerzo del gobierno boliviano que implementa una reducción de cocales “sin vulnerar los derechos humanos”.

Dijo que a su gobierno y al pueblo boliviano no le afecta la certificación o decertificación de Estados Unidos, porque Bolivia “es país libre” y aseguró que  seguirá, de acuerdo a sus posibilidades, luchando contra el narcotráfico.

“Pero si tuviéramos una base militar norteamericana en Bolivia con seguridad estaríamos certificados por el Gobierno de EEUU. No nos interesa el tema de la certificación, son políticas que no cambian ni cambiaron con el señor Obama, porque son políticas del imperio para amedrentara, intimidar, escarmentar”, complementó.

ABI. Copyright 1998-2011.

Anuncios