Aquí estamos de nuevo.

Tras  una larga avería en mi portátil,  que aún persiste,  pues no saben como arreglarla,  aquí estamos.  Con un pequeño aparatejo en el que apenas caben mis manos,  pero conectado de nuevo a la vida.

Todavía no hemos completado nuestro traslado a la Atlantida,  por eso no puedo contar con mi ordenador de consola.  He pasado un mes de agosto horroroso,  con el móvil como única conexión a internet,  sólo ante las cosas tenebrosas de la vida,  como el futbol o el trabajo.

Pero bueno,  aquí estamos de nuevo para continuar lo que dejamos en Julio.  Las prometidas obras en el blog se realizarán y narraremos unas elecciones generales precedidas por un golpe antidemocrático como el que estamos viviendo estos días en el parlamento.  Muy bien has estado hoy Gaspar,  demostrando tu gran talla de parlamentario.

Vivimos en la Monarquía insolidaria, autonómica y julandrona,  por eso los parches son tan naturales en este país como en windows. ¿Cuando una República Federal? ¿Cuando la autodeterminación?

De ilusión también se vive.  Aunque la mía ha vuelto (perdón, volvió,  que ya no estoy en peninsula) hoy que he vuelto a poder expresar mis pensamientos de don nadie amigo de la dignidad.

Mañana hablaremos más. Ahora voy a actualizarme.  Gracias a todos si siguen el blog.

Anuncios