La ONG Save the Children denuncia que unos 200 niños podrían haber sido objeto de abusos sexuales por los rebeldes en Benghazi.

LONDRES, 23 (EUROPA PRESS).-  La organización no gubernamental Save the Children ha denunciado que al menos 200 niños y 40 adultos libios podrían haber sido objeto de abusos sexuales y podían haber presenciado violaciones realizadas a sus familiares en campos de refugiados de Benghazi, según ha recogido el periódico británico ’The Guardian’.

La ONG precisa que si bien no ha podido confirmar los testimonios de los afectados —quienes han conseguido escapar de Misrata, Ajdabiya y Ras Lanuf, y que están ahora refugiados en campos de Benghazi— detecta coincidencias en las declaraciones y en los comportamientos de quienes han denunciado estos abusos.

Concretamente, una madre ha informado de que unas chicas habían sido retenidas durante cuatro días, durante los que fueron sometidos a violaciones, y que habían sido incapaces de hablar cuando las pusieron en libertad.

Por su parte, el asesor de protección infantil de ’Save the Children’, Michael Mahrt, ha señalado que los abusos a menores “son consistentes y se han repetido en cuatro campos que hemos visitado”.

“Los niños nos han contado que han sido testigos de escenas horribles. Algunos han dicho que vieron como sus padres eran asesinados y como sus madres eran violadas. Describieron cosas que les ocurrieron a otros niños, pero puede que les haya ocurrido ahora a ellos y puede que esten demasiado traumatizado para hablar de ello – un mecanismo común utilizado por los niños que han sufrido un abuso de este tipo-“, ha matizado.

Mahrt ha insistido además en que algunos niños se niegan a jugar y se despiertan llorando por la noche, sintomas que delatan desequilibrios emocionales.

La ONG llama además a “la comunidad internacional a que asegure que todas las partes respeten los derechos de los niños para protegerles de la violencia y del abuso”.

Europa Press

Anuncios