Semana Santa: “Las provocaciones” que no se prohiben.

Parece que trae discusión la prohibición de la procesión atea en Madrid.  Yo,  la verdad,  lo de procesión atea como lo de bautismo laico me resulta ridículo.  Tanto como lo de Monarquía Parlamentaria.

Si bien la Iglesia Católica adaptó sus festividades  a las paganas y copió muchas de ellas,  no debemos por ello ser iguales y caer a ese nivel.  “La imaginación al poder”  no es una frase cristiana ni de derechas.  Hagámonos con sus derechos de autor con el ejemplo y no virtualmente.

Pero tampoco es razonable que el cristofascismo se escandalice porque este acto sea una burla hacia las creencias religiosas.  Hay actos en la semana santa que son más escandalosos que este.  Por ejemplo,  en la madrugada del viernes santo de 1.929,  un tal Genaro fue atropellado por un camión de la basura mientras meaba (tal tajada que llevaba) en la via pública.  El blasfemo no sólo no fue enterrado en la indignación sino que algunos le consideraron Santo,  ejecutor de milagros,

  • La redención de la  prostituta que lo encontró muerto (según la tradición, dejó la prostitución y se volvió a su Lugo natal).
  • Un gol que metió la Cultural Leonesa.  Al parecer la Cultural Leonesa llevaba muy mala temporada y los evangelistas de Genarín (no está claro si todos o algunos) deciden bendecir el campo de juego del estadio de la Cultural (parece ser que principalmente con orujo) la noche anterior. Pero al día siguiente las cosas no parecen salir bien de tal manera que uno de los evangelistas se queja a Genarín tras lo que al sacar el portero contrario el balón, éste hace un extraño y entra en la portería.
  • Un enfermo de riñón se cura.  Según se comenta, un enfermo de riñón sufrió un terrible dolor mientras pasaba cerca de las murallas, necesitando hacer sus necesidades, coincidiendo en el mismo cubo de la muralla donde años atrás había muerto Genarín. En ese momento sintió un gran alivio tras lo cual vio en el suelo. Había meado una piedra del tamaño de una nuez, solucionándosele sus problemas de riñón.
  • El ladrón de ofrendas sufre el castigo de Genarín.  Según se cuenta, un individuo se dedicaba a robar las ofrendas (el orujo, el queso, el pan y la naranja) que los devotos, a través del “hermano colgador”, dejan cada año en la hornacina de la muralla. Este individuo escalaba la muralla y las robaba, pero Genarín le hizo resbalar y el hombre se rompió la cadera.

Así cada año se celebra en León la procesión de San Genarín,  donde la gente imita a Genarín,  se mama,  y se lo pasa bien.  Según el propio Alcalde de la cívica capital castellana

“Nosotros afortunadamente podemos celebrar Genarín y la Semana Santa, con sus fantásticas procesiones. Y tanto una cosa como la otra a lo largo del tiempo se ha visto que es compatible”.

Pues me alegro muchísimo,  porque en Madrid no es compatible la “procesión atea” con los nombres de las calles y las iglesias que hay en la zona.  Quizás haya que decirles a los ateos que lleven un trono con una gran botella de TIO PEPE,  y que vayan todos mamados.  Así Hazteoir.org no los tratará como a terroristas.

También podemos traer a colación  LAS TURBAS DE CUENCA.  Una procesión considerada por los foráneos como la procesión de “los borrachos“.  Evidentemente esto no es así,  las Turbas no es una procesión de borrachos,  pero el botellón que se forma por la noche tras la misma, hace muchos años,  invita a los foráneos a pensar que es así.  Y como ningún cristofascista pone el grito en el cielo porque las borracheras “divinas” benefician a los bares de Cuenca……. pues ala.

Vamos a ver si somos consecuentes con nuestras ideas y creencias.  Hay que vivir como se piensa y,  si estamos de recogimiento no nos mamamos ni festejamos nada.

Si no damos ejemplo,  no exijamos a los demás que lo den.  ¿Lo entendéis, católicos de pacotilla?

Pues eso.

Guanarteme 

Anuncios