Defender los intereses privados en Libia nos cuesta más de 25 millones de €.

Colectivo TORTUGA.- Los presupuestos de 2011 incluyen solo 14 millones de euros para intervenciones en el exterior.

La intervención militar en Libia va a costar al Estado español más de lo previsto en los presupuestos de 2011 para misiones en el exterior. Esta partida era de 14 millones de euros pero ya se ha llegado a los 25.

De los 14 millones de euros que recoge esta partida, el ministerio de Defensa ya ha reconocido que se invertirán 25, es decir, 11 millones más de lo presupuestado.

Esta cifra, además, podría dispararse, sobre todo si la intervención se prolonga más allá de los cuatro meses que ha aprobado el Congreso. Pere Ortega, del Centre d’Estudis per la Pau JM Delàs y coautor del informe La verdad del gasto militar español 2011, cree que es “ridículo” prever solo 25 millones “cuando la misión en Afganistán costó 464 millones de euros durante 2010”.

Para el embargo de armas a Libia, España tiene desplegados un avión de vigilancia marítima, la fragata “Méndez Núñez” y el submarino “Tramontana”, mientras que para el control de la zona de exclusión aérea hay cuatro cazas F-18 y un avión de reabastecimiento en vuelo en la base italiana de Decimonannu (Cerdeña). En los Presupuestos Generales se indica que los gastos de este tipo de operaciones son difíciles de cuantificar “por su carácter impredecible”.

Quizá por eso Defensa tenga mecanismos que permiten ampliar el presupuesto si las operaciones se alargan. Según Ortega, “todos los años los gastos de las fuerzas militares en misiones en el exterior están presupuestados con un importe ínfimo respecto al gasto real final”. Esos recursos extra provienen de una partida denominada Fondo de Contingencia, una especie de “cajón desastre” que está dotado de 2.668 millones de euros para 2011. Habrá que esperar a que termine la guerra en Libia para saber cuántos millones extra han ido a parar a esta nueva intervención militar.

M. Lara

Anuncios