El paro cívico comienza a golpear a empresas transnacionales en Honduras.

AGENCIAS.- 31 de Marzo.-   Como parte del paro cívico convocado para hoy, el Frente Nacional de Resistencia Popular paralizó desde muy tempranas horas de la mañana la producción de banano de la empresa transnacional Chiquita Brand en todos los campos bananeros de la zona norte del país.

De igual manera se mantiene interrumpida el paso de los camiones acarreadores de caña de los Ingenios Compañía Azucarera Hondureña (CAHSA) y Azucarera del Norte (AZUNOSA), propiedades de la Cervecería Hondureña, productora en Honduras de Coca Cola.

Cervecería Hondureña es propiedad de la segunda empresa cervecera en el mundo, SABmiller, transnacional que en Honduras ha tercerizado gran parte del trabajo que en ella se desarrolla.

La tercerización ha provocado condiciones infrahumanas para los empleados de Coca-Cola, en Honduras, sobre todo por la pérdida de beneficios sociales como: seguridad social, vacaciones, aguinaldos, pago de tiempo extraordinario y la estabilidad en sus puestos de trabajo, entre otras conquistas laborales.

Los cortadores de caña, uno de los sectores tercerizados por Coca-cola, hacen comentarios que el paro cívico podría ser aprovechado como una oportunidad para exigir a sus patronos un aumento a sus salarios. Aseguran que reciben pagos miserables.

Con la acción Chiquita Brand estaría siendo afectado por la detención de 50 contenedores de banano que no estarían llegando a Puerto Cortés para su embarcación.

Por su parte Chiquita Brand transnacional de enclave bananero que con su capital en las década 1950 y 1960 dirigía las políticas gubernamentales y era la quien ponía y quitaba presidentes.

Las violaciones laborales que en esta empresa se llevaban a cabo, fue el detonante para la gran huelga de 1954, que dejó muchas conquistas laborales, como la Ley de Reforma Agraria, la Ley del Seguro Social y el Código del Trabajo. Conquistas que gobiernos derechistas liberales y nacionalistas le arrancan al pueblo por pedazos.

Cabe mencionar que el paro cívico nacional fue convocado por el Frente Nacional de resistencia popular, para exigir del gobierno resolver la crisis magisterial intensificada por la suspensión del Estatuto del Docente, la intervención del Instituto de Previsión del magisterio (Imprema) y por la municipalización de la educación.

Asimismo demanda la aprobación del Decreto de Salario Mínimo, cambios de la fórmula para reducir el precio de los combustibles, sostenimiento de los precios de la canasta básica y de las tarifas de los servicios públicos y la convocatoria para una Asamblea Nacional constituyente, con propósitos de reformas estructurales en el país.

Las acciones que se realizan en todo el territorio nacional, comprende la toma de puentes y carreteras, plantones y marchas entre otras. En Tegucigalpa, los maestros, estudiantes, obreros, pobladores mantienen tomado el bulevar Fuerzas Armadas en las cercanías del IMPREMA:

Anuncios