Amnistía Internacional denuncia que numerosos opositores y ‘blogueros’ han desaparecido a manos de las fuerzas de Gadafi.

Londres.- Las fuerzas libias leales al coronelMuammar Gadafi han emprendido una campaña de desapariciones forzadas en un intento de aplastar la creciente oposición a su régimen, afirma Amnistía Internacional en un nuevo documento publicado hoy.

Bajo el título Libia: Personas detenidas, desaparecidas y en paradero desconocido, se detallan más de 30 casos de personas que han desaparecido desde antes de que empezaran las protestas, incluidos activistas políticos y presuntos combatientes rebeldes o simpatizantes de éstos.

Aparentemente existe la política de detener por sistema a toda persona sospechosa de oponerse al régimen del coronel Gadafi, recluirla en régimen de incomunicación y trasladarla a sus plazas fuertes en el oeste de Libia” señaló Malcolm Smart, director del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África.

Dadas las circunstancias de la desaparición forzada de estas personas, existen razones de sobra para pensar que corren grave peligro de sufrir tortura y otros malos tratos.

El coronel Gadafi debe poner fin a esta vergonzosa campaña y ordenar a sus fuerzas que respeten el derecho internacional.

Las desapariciones forzadas comenzaron incluso antes de que las protestas contra el coronelGadafi se transformaran en rebelión armada.

A Atef ‘Abd al-Qader Al-Atrash, destacado bloguero y padre de dos hijos, fue visto por última vez el 17 de febrero, cuando asistía a una reunión cerca del puerto de Bengasi y fue presuntamente secuestrado por fuerzas leales al coronel Gadafi. Un familiar contó lo siguiente a Amnistía Internacional:

Llamamos una y otra vez a su teléfono pero no lo descolgaba, hasta que unos días después un hombre con acento del oeste [de Libia] contestó y dijo: ‘Eso es lo que les pasa a quienes nos tiran piedras’. Pero Atef no había lanzado piedras en ningún momento.

Cuando las fuerzas rebeldes tomaron el control de Bengasi, parece ser que las fuerzas leales aGadafi secuestraron a varios manifestantes en su retirada, entre los que había menores de edad. Amnistía Internacional ha documentado varios casos de personas que fueron vistas por última vez el 20 de febrero en el complejo militar de Kateeba al Fadheel o en sus inmediaciones.

Un familiar del estudiante de 14 años Hassan Mohammad al-Qata’ni contó lo siguiente a Amnistía Internacional:

No he dormido desde que desapareció, nadie de mi familia ha podido dormir; estamos muy preocupados, sólo es un niño y no sabemos qué hacer, dónde buscar ni a quién pedir ayuda.

Continúan las desapariciones conforme se extiende el conflicto. Varias personas han desaparecido en la ciudad de Ben Jawad, que se encuentra en la primera línea del frente, o en sus proximidades. Se piensa que unos son combatientes, otros son civiles que habían acudido a la zona para ayudar a los heridos y otros podrían ser simples transeúntes.

Según contó una fuente a Amnistía Internacional, un familiar suyo a quien las fuerzas del coronel Gadafi habían capturado a primera hora del 6 de marzo en Ben Jawad había podido llamar por teléfono durante su traslado al complejo militar de Kateeba al Saidi, en Sirte, junto a varias decenas más de personas.

Posteriormente, un hermano del detenido recibió varias llamadas telefónicas de las fuerzas del coronel Gadafi a través del móvil de su hermano, en las que al parecer le amenazaban diciendo: “Te vamos a quemar con tu familia, tu madre y tus hermanos”.

Amnistía Internacional ha pedido al coronel Gadafi y a su entorno que permitan de inmediato el acceso independiente a los detenidos para comprobar que están bien y ayudar a protegerlos de la tortura, y asimismo que comuniquen urgentemente su paradero a la familia.

Además, la organización ha pedido a quienes mantienen personas bajo su custodia que garanticen a todos los combatientes, declarados o presuntos, un trato humano conforme al derecho internacional, y que les permitan acceso inmediato al Comité Internacional de la Cruz Roja.

Sería posible exigir responsabilidades al coronel Gadafi ante un tribunal internacional por los delitos cometidos por sus fuerzas en este conflicto.

Toda persona que haya sido detenida solamente por realizar actividades pacíficas en apoyo de las protestas debe quedar en libertad de inmediato y tener garantizado un retorno seguro a casa” afirmó  Malcolm Smart.

Anuncios