Gran Bretaña privatizará hasta el aire.

Londres, 21 feb (PL) – El gobierno británico pretende privatizar todos los servicios públicos del país para poner fin al llamado monopolio del Estado, en medio de críticas de la oposición y los sindicatos.

Las reformas, que se detallarán oficialmente en las próximas semanas, permitirían a entidades privadas gestionar escuelas, hospitales o servicios locales como el mantenimiento de parques y carreteras y el cuidado de ancianos, adelanta hoy el diario The Daily Telegraph.

El primer ministro británico, David Cameron, precisó al periódico que los cambios apuntan al fin de un modelo “pasado de moda”.

Por su parte, la oposición laborista y los sindicatos sostienen que detrás de la intención del Gobierno se esconde una gran privatización encubierta de servicios públicos hasta ahora intocables en la nación europea, entre ellos el Sistema de Seguridad Social.

Cameron afirma que el Ejecutivo busca desmantelar patrones instalados por administraciones anteriores para reemplazarlo por una “Gran Sociedad”.

El líder conservador defiende la necesidad de un cambio completo en el sector público para mejorar el servicio que se presta a los ciudadanos.

Para el gobernante, las reformas reducirían la burocracia, generarían ahorro y permitirían terminar con una era de servicios “anticuados, verticales y en lo cuales hay que conformarse con lo que uno recibe”.

Ya ven ustedes,  para Cameron los servicios públicos son cosa anticuada, pasada de moda….  Son las excusas de siempre,  es decir,   lo realmente pasado de moda son las excusas.

Los servicios privados no  son mejores  y, con ellos,  SI que hay que conformarse con lo que uno recibe.  Véanse telecos o eléctricas en el estado español.

Hace un par de meses el periodista Philip Stephens escribía en el Financial Times acerca del Aeropuerto de Heathrow.  Este importante aeropuerto está operado por BAA empresa comprada por FERROVIAL.  Stephens cuenta que venía en un vuelo de Turkía y parecía que la terminal turca era el primer mundo y Heathrow “el tercero”.   Falsos techos rotos,  alfombras sucias,  retrasos injustificables…..  El planteamiento privado,  es decir,  el ansia por conseguir beneficios para pagar la deuda de Ferrovial,  desprecia la calidad del servicio y la inversión en equipamiento básico.

Heathrow, sin embargo, también expone un problema más profundo – una cultura de la propiedad privada, la ingeniería financiera y presentación de informes financieros a corto plazo, que milita en contra de la inversión a largo plazo en grandes infraestructuras. Junto a esta se encuentra una falta de reconocimiento de que la regulación no ha cumplido con su tarea propia de equilibrar los beneficios de los servicios públicos de propiedad privada con los intereses de los consumidores.

Para los estados en ascenso del mundo, los aeropuertos internacionales – y de hecho sus líneas aéreas nacionales (Turkish Airlines gana las manos abajo de BA en la ruta Estambul) – es un informe de la modernidad. Hablan tanto de orgullo nacional y la integración en la economía mundial.

En Gran Bretaña, la fijación en la propiedad privada y las ganancias trimestrales por acción no permite este tipo de vuelos de la fantasía. Esto, por cierto, también explica por qué el país no tiene nada parecido a un sistema ferroviario medio decente.

Estoy tentado a decir que Heathrow debe  ser nacionalizado – o al menos muy entregado a Boris Johnson, el alcalde de Londres.  Nadie podía hacer un trabajo peor que BAA. Cualquiera que sea la especificidad de la propiedad y la regulación, sin embargo, es el momento Gran Bretaña reconoció el interés público en el estado lamentable de la infraestructura de gestión privada de la nación.

Sin embargo Mr. Cameron ahora habla con la boca llena acerca de la eficacia privada.  Algo que el día a día demuestra que es totalmente falso y trasnochado.

Y es que lo público,  gestionado por profesionales,  y no por políticos ni sindicalistas agradecidos,  funciona en beneficio del consumidor o del contribuyente,  como ustedes quieran llamarlo.

Pero la solución Cameron es la que la crisis induce a aplicar.  Las grandes trasnacionales,  los bancos,  las aseguradoras….  se frotan las manos y piden privatizaciones.

Ustedes no se engañen,  exijan que se gestionen bien sus impuestos,  que se respete lo público y sea administrado por expertos no por enchufados.  Y exijan ética y honradez a nuestros gobernantes.

Artículo de referencia: “Gran Bretaña avergonzada por la mísera terminal de Heathrow.  Por Philip Stephens”.

Guanarteme


Anuncios