Liberalismo de barriada: El presidente canario ofrece “ayudas públicas” a Rynair.

Que quienes defienden el libre mercado total son unos hipócritas,  es un hecho.  Ellos no defienden el mercado libre,  defienden unos pocos intereses.  Como los de los países ricos frente a los pobres poniendo aranceles.  Como los del absurdo patriotismo,  beneficiando a empresas del propio país sobre otras, contradiciendo el mercado libre y la igualdad de oportunidades.

Esto viene a cuento de muchas ayudas públicas a empresas privadas,  pero ahora, concretamente,  a  la del Presidente Autonómico que soporta Canarias,  Paulino Rivero,  a la empresa de bajo coste y más baja credibilidad Ryanair.

Para el candidato al Parlamento por Sí se puede el apoyo económico mostrado por parte del ejecutivo canario a la compañía aérea de bajo coste representa un agravio comparativo difícil de entender

Domingo Garí, portavoz de Sí se puede para el Parlamento, expone que ante las numerosas ayudas públicas ofrecidas por el presidente Paulino Rivero a la compañía aérea su formación considera que “por parte del gobierno no se deben ejercer acciones políticas que beneficien a una empresa determinada, más aún cuando este tipo de ayudas se realizan con fondos públicos, ahorrándole importantes costes a la aerolínea”.
Para Garí “Ryanair es una compañía con numerosas irregularidades, denunciada en múltiples ocasiones por no respetar los derechos laborales de sus trabajadores, ni cumplir las leyes de consumo de los diferentes países en los que actúan”.
El portavoz de Sí se puede apunta además que “el presidente Paulino Rivero debería tener en cuenta que con estos tratos de favor hacia la compañía irlandesa se está poniendo en peligro también los puestos de trabajo de miles de empleados de cabina y de tierra de compañías como Spanair o Air Europa que residen en Canarias. No entendemos que bajo unos supuestos beneficios en el tráfico de pasajeros se ponga a miles de familias canarias, que dependen de otras compañías aéreas, en una difícil situación, mientras Ryanair apenas genera puestos de trabajo directos por sus políticas de bajo coste”.
Finalmente Garí espera que “el apoyo institucional del Gobierno Canario a Ryanair no se enmarque en la política de privatizaciones que en estos momentos se está poniendo en marcha sobre los aeropuertos. Estamos de acuerdo con el derecho a volar a precios competitivos y con las ayudas a la población de las Islas para desplazarse, pero estos derechos no pueden hacerse a costa del empleo de miles de trabajadores del sector. Un gobierno responsable al menos exigiría, para un posible acuerdo, que las empresas cumplan con las leyes laborales y de consumo”.

D. Paulino,  presidente de Canarias y de una Coalición donde se juntan caciques de toda la vida,  ex-comunistas, asamblearios y populistas diversos, pretende levantar el turismo subvencionando a una compañia,  cuyo estrafalario dueño piensa que sobran los copilotos en sus aviones,  y que cualquier día suprime los chalecos salvavidas,  porque total como siempre los aviones se estampan en tierra….

Pero yo no entiendo que Vueling,  por ejemplo, no  tenga las  mismas oportunidades.  Y cualquier otra compañía.  Esto es un más de los muchos ejemplos que demuestran que el cuento de Milton Freedman,  es eso,  un cuento de hadas elaborado para los  inútiles que no quieren trabajar.

Guanarteme

Anuncios