Gabrielle Giffords otra víctima de la tolerancia cero.

La Congresista Norteamericana Gabrielle Giffords ha sido tiroteada y, parece que está a punto de fallecer,  hoy en Tucson,  estado de Arizona.  Un individuo disparó contra ella y varias personas más,  matando a un Juez,  a una niña de nueve años y otras cuatro personas,  según parece.

“Mi primer Congreso en Tu esquina está a punto de empezar. Por favor pasa por acá para decirme lo que piensas, o mandame un mensaje por Twitter después” (“My 1st Congress on Your Corner starts now. Please stop by to let me know what is on your mind or tweet me later”).

Esto escribía en Twitter antes del suceso.  Pero,  ¿quien es esta señora? Según recopilo de Agencias,

Giffords, la primera mujer judía electa como diputada al congreso de EEUU por Arizona, propuso recientemente un recorte en los salarios de los parlamentarios estadounideneses, como apoyo simbólico a medidas de auseridad derivadas de la crisis económica.

Al igual que gran parte de la comunidad judía en EEUU, Giffords era liberal y progresista. Por sus posturas políticas, había sido objeto de críticas por parte de políticos y articulistas de derecha, debido a su apoyo a causas como la reforma al sistema de salud, aumentos al salario mínimo, leyes más estrictas a favor de reducción de la contaminación ambiental, energía alternativa y mayor libertad y recursos para la investigación científica de células madre.

En meses recientes, fue criticada duramente por apoyar la reforma al sistema de salud estadounidense impulsada por el Presidente Obama, bautizada como “ObamaCare” por la derecha conservadora del partido Republicano y por el grupo político de ultra-derecha denominado “Tea Party”.

Como muchos Demócratas en EEUU, Giffords también mantenía posturas conservadoras o de derecha en algunos aspectos como la inmigración. La diputada fue una ferviente activista en contra de la “inmigración ilegal”, y promovía el uso de alta tecnología por parte de la Guardia Nacional de EEUU, para impedir el paso de inmigrantes a través de la frontera con México. Sin embargo se opuso a la ley racista SB1070 que impone medidas anti-inmigrantes extremadamente severas. La  ley permite a la policía detener a quienes considera “sospechosos” de ser inmigrantes  “por su aspecto”.

Además, fueron sus posturas progresistas en el campo del cuidado al ambiente, las que le ganaron gran oposición entre la derecha, al punto de haber estado en una lista de “Demócratas derrotables” compilada antes de las recientes elecciones parlamentarias por la ex-gobernadora de Alaska, Sarah Palin, líder del ala de ultra-derecha del partido Republicano y de la secta política llamada “Tea Party”.

Sus adversarios cubrieron literalmente su distrito de carteles proclamando “Giffords, opuesta a SB1070”

Su oficina fue luego asaltada por delincuentes y la congresista recibió amenazas “no especificadas”.

Giffords también ha denunciado recientemente a los carteles de droga de México, omnipotentes en la zona fronteriza, y sus multimillonarias operaciones de  lavado de dinero.

Con todo esto,  admitiremos por enésima ocasión,  que su asesino o asaltante sea un perturbado.  El que sus adversarios sean personas armadas hasta los dientes “no representa nada”,  eso es “normal en USA”,  que la convivencia en Arizona,  según su propia policía,  esté deteriorada,  tampoco es relevante…

Esos cobardes,  extremadamente miedosos y maniáticos de la seguridad,  que son los portadores de armas y los defensores de ellas,  esos amigos de la tolerancia cero con todos los problemas sociales,  son los culpables de que esta mujer se debata entre la vida y la muerte. LA INTOLERANCIA ES EL VIRUS DEL CRIMEN Y LA DICTADURA (política o social).

Si,  esos,  como siempre,  son los culpables.  No un perturbado. ¿Cuantos perturbados hay en Estados Unidos?

Guanarteme


Anuncios