Nacionalidad por sitio de nacimiento: Una nueva batalla contra los migrantes.


Redacción BBC Mundo.-

Todo niño nacido en territorio de Estados Unidos, independientemente del origen o condición legal de sus padres, tiene derecho a la nacionalidad estadounidense. Para algunos, un hecho lógico. Para otros, un error. Pero, ¿cómo es en otras partes del mundo?

Muchas naciones, especialmente en Europa, son más restrictivas que Washington a la hora de conceder la nacionalidad a los que nacen dentro de sus fronteras.

La cuestión de la nacionalidad por nacimiento -íntimamente relacionada con el derecho a la nacionalidad estadounidense de los hijos de inmigrantes ilegales- volvió a ser motivo de polémica.

Esta semana, legisladores conservadores de cinco estados presentaron en Washington una campaña a nivel nacional para intentar limitar ese derecho, que para ciertos sectores del Partido Republicano se está convirtiendo en uno de los puntos principales de su política migratoria.

“Estamos aquí para lanzar un mensaje público al Congreso. Queremos acabar con la invasión ilegal de extranjeros que está teniendo un impacto negativo en nuestros estados”, indicó Daryl Metcalfe, representante republicana por el estado de Pennsylvania, en declaraciones citadas por el diario New York Times.

Pero esta campaña desató críticas inmediatas por parte de grupos en defensa de los derechos civiles e, incluso, de algunos sectores republicanos.

Al oponerse al derecho por nacimiento a la nacionalidad –alegan- se está cuestionando un derecho recogido en la décimo cuarta enmienda de la Constitución estadounidense, en la que se afirma que “toda persona nacida o naturalizada en los Estados Unidos, y sujeta por ello a tal jurisdicción, es ciudadana de Estados Unidos y del Estado en que resida”.

Seguir leyendo este artículo.

Leyendo esto me acuerdo de mis años jóvenes,  cuando caían en mis manos toda clase de mensajes políticos.  Desde el Manifiesto Comunista,  las Obras Completas de José Antonio o el Blut Bloden de Walter Darre.  Lean en la Wikipedia quien era y que defendía Walter Darre,  si pillan el viejo libro (a lo mejor en el rastro),  comprobarán hasta que punto la situación del mundo apunta de nuevo,  y cada vez más al nazismo.  A un nazismo capitalista salvaje,  lo de socialista ya lo han abandonado.  Pero el suelo y la sangre,  o sea,  esa hemofilia mental que el conservadurismo agrario ha conseguido contagiar a nuestra sociedad, no es una idea superada,  ni mucho menos.  Nada está superado.  Piensen y escarben en la historia….

Que desgracia.

Guanarteme


Anuncios