Nuestros salarios y nuestra libertad en “Estado de Alarma”.

Este Gobierno que tenemos en el estado español perdió el rumbo hace un tiempo,  pero ahora comprobamos que también ha seguido el camino de sus antecesores,  “se les ha ido la olla”  por completo.

Los ricos cuando se arruinan,  disparatan o se suicidan.  Eso les pasa a los políticos españoles cuando se endiosan y son derrotados como agua sucia.  Al pobre Suarez ya saben,  a Felipe,  ya ven como está… de el Asno ni hablemos… le daría lecciones a Bismark…¿Y Zapatero?  Pues camino de lo mismo y,  lo peor es que sus Ministros están aún peor…

Y ¿esto a que viene?  Pues si, todo tiene su explicación.  Pepiño Blanco se apuntó a una Ley Habilitante,  llamada en la Constitución “Estado de Alarma”,  y que servía, según el,  para evitar el caos de los controladores.  Ahora lo amplia para “prevenir” y que tengamos una Navidad “tranquila”.  Eso si,  todo ello en defensa de los viajeros.  Que cabrones… Ya podían haber decretado el estado de alarma cuando la nevada que hace dos años nos torturó a miles de viajeros y nos dejó tirados,  perdiendo enlaces de tren y otros temas,  durante la Navidad.  Y eso con más razón porque la nevada sabían que se iba a producir.  ¿Que pasa?  Pues como en ese caso no perdieron los empresarios sino los viajeros…. pelillos a la mar.

Si ustedes escuchan a Pepiño,  comprobarán que está paranoico con este tema y con que los controladores PAGUEN..  Le veo pidiendo firmas (cuando esté en la oposicición) en favor de  la cadena perpetua a los controladores que le jodieron el puente de la Constitución.

Pero si se desató el estado de alarma por este tema y no para prevenir el caos de las nevadas en Aeropuertos,  Ferrocarriles y Carreteras del Estado Español,  tampoco se ha desatado para prevenir la subida del 10% en el recibo de la luz en el mes de Enero.  La subasta de las narices,  eso indica,  y los inventos de últimos recursos etc.  El último recurso será el que han protagonizado hoy en Roma los radicales,  ¡QUEMARLO TODO!  A lo mejor hay que ir a quemar la Zarzuela para que se enteren de que nuestras nóminas no resisten más.   Porque tampoco resisten el precio de la gasolina,  que cuesta lo mismo a 90€ el barril que a 140,  y le echan la culpa a los impuestos…. Ni el aumento ficticio de los precios,  que desde finales de Noviembre,  han aplicado los grandes supermercados.  ¡Y el del turrón… dicen que ha subido la almendra!

La nómina en estado de alarma y,  ¿la libertad?  Pues también.  Hoy he leído que el personal de Aeropuertos está acojonado con la militarización y presenta menos bajas médicas.  ¿Esto quiere decir que engañan menos al médico?  No,  esto quiere decir que van enfermos a trabajar porque están acojonados.  Esto es lo que ha hecho Pepiño  ACOJONAR.

Y la Leire Pajín también.  Su Ley General de la Salud Pública  en su artículo 59.5 establece que “la autoridad sanitaria podrá prohibir informaciones y anuncios sobre salud emitidos en cualquier medio de comunicación que no se ajusten a criterios de veracidad o que puedan suponer un prejuicio para la salud”. Es decir, que Sanidad podrá vetar o censurar las informaciones que no considere adecuadas.  Pues de miedo,  otra Ley Habilitante para el  Centro de Evaluación de Políticas e Intervenciones en Salud Pública.  Pero parece que se le ha ido también la olla  a la Leire  ¿o que? ¿Que ya no reparte condones sino mordazas?

Nuestros salarios y nuestra libertad están en estado de alarma.  La de los políticos,  los reyes y los banqueros no.

Cada día sopeso más la posibilidad de exiliarme en un Kibutz.

Guanarteme


Anuncios