La sonrisa del imperio se fue con el Nodo-Prisa a Bolivia.

Cuando los problemas acucian desde el Aaiun,  la Ministra Jiménez  García-Herrera está de gira por las Americas.  La sonrisa del régimen estaba hoy en Bolivia consolando la rodilla de Evo, convaleciente de una operación.

Evo es uno de los tipos más listos de la nueva Izquierda Indo-Americana. Mucho más que Chávez,  al que pierde la boca.  Cuando el grupo Prisa compró uno de los periódicos influyentes de Bolivia,  Evo no era  demasiado valorado en su país.  Pero Evo ha sabido compaginar ese favorcito  con la dignidad de su política.  No se vendió,  supo preparar la masa para hacer una buena pizza.  Por eso, hoy en día,  no veréis tantos artículos contra Evo como contra Chávez en el diario El País. Fijaros la noticia de ABI,  y quienes viajaron con Jiménez García-Herrera a Bolivia.

ABI- El diario El país de España sostuvo que las empresas españolas presentes en grandes desarrollos de Bolivia quieren mantener su inversión en el país andino, pero necesitan seguridad jurídica ante el avance de leyes basadas en la nueva Constitución, que otorga al Gobierno de Evo Morales una posición de privilegio para controlar los grandes sectores estratégicos.

Señala que “así lo transmitieron de primera mano la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez, representantes de las empresas españolas con mayor compromiso financiero en el país, como Repsol, Abertis, BBVA, Red Eléctrica, Iberdrola, Maxam y Santillana”.

Agregó que durante la reunión con el canciller boliviano, David Choquehuanca, la canciller española relievó la decisión del Gobierno de La Paz de preparar una ley de inversiones que dará mayor impulso al desarrollo de Bolivia.

Agregó que la seguridad para estas empresas “fue uno de los principales temas que trataron José Luis Rodríguez Zapatero y Evo Morales durante la visita a España del presidente boliviano en septiembre del año pasado, y lo será de nuevo en la próxima vista de Zapatero a Bolivia”.

La publicación señala que, tras dar la bienvenida y felicitar a la flamante canciller española, una vez que inició su mandato el 21 de octubre, el canciller de Bolivia no dudó en pedir directamente inversión española en dos asuntos que son prioritarios para el Gobierno de Morales, como el acceso al agua potable “en todas las poblaciones” y los servicios básicos. “El apoyo de España es fundamental”, dijo Choquehuanca.

El ministro boliviano dejó claro delante de Jiménez que “Bolivia necesita inversiones, pero con transferencias de tecnología que nos ayuden a salir de la pobreza”. “En Bolivia hubo inversiones que nos volvieron más pobres”, añadió. Y recordó el lema de Evo Morales que inspira su política con las empresas extranjeras: “Necesitamos socios, no patronos”.

Trinidad Jiménez declaró que el viaje, que también la llevará a Ecuador el miércoles, se enmarca dentro del “impulso a la diplomacia económica” que su departamento quiere dar. “Impulsar las relaciones económicas y comerciales con el resto del mundo para crear riqueza en nuestro país”.

En el caso de Bolivia, Jiménez presentó a España como “un socio” comprometido con su desarrollo. Jiménez aseguró que España se implicará en los “sectores sensibles” que interesan a Morales, como agua, saneamientos y gobernabilidad.

A continuación, subrayó que “España respeta las decisiones de Bolivia”, dijo en referencia a la agenda nacionalizadora que Morales lleva a cabo desde la aprobación de la nueva Constitución.

“Hay que llegar a acuerdos que sean buenos para las dos partes”, coincidió Jiménez, que expresó su “gratitud por la sensibilidad” del canciller hacia el mensaje que le llevaba. La ministra recordó que “todas las inversiones españolas se han quedado en el país por ahora, adaptándose a los cambios normativos”.

El País señala que las inversiones españolas en Bolivia suman unos 1.000 millones de euros acumulados en los últimos años, aunque fluctúan mucho entre un año y otro. Los principales sectores de inversión aún por explorar son la explotación de litio y quinua (un vegetal que sirve como base para preparados alimenticios).

Bolivia es uno de los principales destinatarios de ayuda española al desarrollo, con 70 millones el año pasado que se mantendrán este año.

La cooperación española al desarrollo ha cambiado de una estrategia puramente asistencial a buscar la implicación del país destinatario de la ayuda, por ejemplo, con exigencias de inversión en educación.

Para este martes la agenda de la ministra española de Asuntos Exteriores incluye visitas a proyectos de desarrollo que cuentan con apoyo financiero de su país, como el de agua potable en Ayo Ayo.

Por la tarde, Jiménez partirá a Quito para reunirse con el presidente ecuatoriano Rafael Correa y con otras autoridades.

Redcentral/acl

ABI. Copyright 1998-2010.

El País no dice cuantos euros ha  generado de beneficio la inversión de 1.000 millones en Bolivia,  como si la empresa privada subvencionara algo que no le reporte nada…

Como se puede comprobar, el viaje de la Ministra tiene como objeto salvaguardar la seguridad  y las inversiones de algunas empresas privadas,  nada más.  Como pantalla la financiación o coofinanciación de potabilizadoras de agua,  algo que hay que agredecer más a las ONG´s que al que por publicidad pone dinero.

Venezuela es un país con otras características y otras necesidades y sobre todo que no le lame las babas a Santillana o a BBVA.  Más bien llegó a acuerdos con el Santander,  que no es precisamente amigo de los anteriores ni de Jiménez García-Herrera.

Por eso, pese a que Evo y Chávez se llevan de lujo,  el imperio hispano  los trata de maneras muy  diferentes,  y no por motivos humanos ni democráticos.

Guanarteme

 

Anuncios