Dilma Rousseff estudia realizar importantes cambios en el actual equipo económico.

TELAM.- Dilma Rousseff evalúa realizar cambios importantes en el actual equipo económico y es posible que dimita al poderoso presidente del Banco Central, Henrique Meirelles, quien ocupa ese cargo desde 2003, y ha mantenido tasas de interés altas, informó la prensa local.

Rousseff puede pedir la salida de Meirelles, ex presidente del Banco de Boston, como parte de su política económica nueva en la que se propone una reducción de las tasas de interés, que actualmente son del 10,75 por ciento, las más altas de América, consignó el diario Estado de Sao Paulo en su edición on line según un cable de Dpa.

Fuentes cercanas a Rousseff comentaron que Meirelles puede ser nombrado embajador en Estados Unidos.

La merma de las tasas de interés es uno de los temas que preocupa a Rousseff especialmente ante el ingreso creciente de inversiones especulativas al país, lo cual agrava la valorización del real ante el dólar.

Electa hace una semana Rousseff conducirá los asuntos económicos con ’’mano de hierro’’ y los supervisará personalmente, con un estilo diferente al del actual mandatario, Luiz Lula da Silva, publicó hoy el diario O Globo.

Anuncios

3 comentarios

  1. Saludos, canarión.

    El Gobierno de Lula aplicó una suerte de neoliberalismo con tintes reformistas , un social-liberalismo que ha mitigado en parte la tremenda pobreza de amplias capas de la población brasileña.

    En política exterior, Dilma continuará, previsiblemente, en la línea de su predecesor pero creo que profundizará las políticas sociales. Ignoro aún hasta qué punto.

    Me gusta muchísimo que haya blogs como éste. Son más que necesarios.

    Me gusta

  2. Gracias amigo. Evidentemente, en un país como Brasil, no queda más remedio que aplicar las recetas más convenientes en cada momento. La diferencia entre Brasil y cualquier estado neo-liberal es que en Brasil las recetas las aplica el Estado, no la clase económica dominante o el mercado.

    Aunque yo no soy excesivamente lulista, he de reconocer que la astucia del presidente ha sido buena para Brasil. Eso si, en el tema social queda mucho por resolver, y la evidencia está en el triunfo electoral de la “via verde”.

    Me alegra que te guste el Blog, y no pienses que soy tan radical como parece por mis embestidas. El dialogo por encima de todo.

    Saludos.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.