10 Años sin Máximo Casado.

El pasado día 22,  se cumplió el  décimo aniversario de la muerte del funcionario de prisiones,  militante de CCOO,  Máximo Casado,  asesinado por ETA.  Como fue un puto carcelero  nadie se acuerda de el,  pero su lucha por la libertad y porque entrara aire fresco en las prisiones del estado español están ahí.  Creo que ni siquiera la Gallizo se ha preocupado de escribir una reseña en su periódico,  El País.
Máximo voló por los aires en el parking de su casa cuando iba a coger el coche para ir a trabajar.   Máximo Casado murió porque  los que ahora dicen que condenan la violencia,  se chivaron a ETA de sus movimientos, de su matrícula de coche, de su residencia…..
Máximo era un carcelero,  algo muy malo en este país depende para que clase de personas presas hablemos.
Pero Máximo no entendía de clases de personas ni de clases de delitos, Máximo entendía,  como buen militante de CCOO,  de reinserción ,  de tratamiento individualizado,  de servir a la sociedad y ayudar a los  que han errado,  entendiendo que era un servidor público no un marine.
Hoy estamos discutiendo si Batasuna,  los chivatos de ETA,  los que han cambiado de un día para otro porque el estado los ha jodido no porque estén convencidos de que han estado equivocados,  debe ser legal o no.
Bueno,  esto los estamos discutiendo dentro de la Izquierda,  no se porqué,  porque el  tiro en la nuca o la bomba lapa o la dilapidación no tienen discusión dentro de la Izquierda,  a lo mejor sí en el Tea Party,  pero en la Izquierda no. Por lo menos en la Izquierda en la que a mi me ha dado por creer….
Como ya dije en otro post,  Batasuna tiene unas responsabilidades políticas,  más de mil muertos no se olvidan condenando la violencia de hoy para mañana.  Batasuna debe desaparecer,  son una vergüenza para la izquierda,  que se integren en movimientos sociales o en Aralar,  pero que respondan por su apoyo a tanta barbaridad  que cometió ETA.
Y no caigamos en la equivocación de comparar a ETA con el estado.  El estado encarcela con  derecho a Vis-Vis,  comunicación telefónica y presencial con abogados,  cartas, lectura,  polvo con la parienta y embarazo si procede,   protestar  ante un Juez de Vigilancia,  atención sanitaria inmediata (buena o mala,  da igual,  inmediata),  primaria, secundaria, bachillerato, universidad,  formación profesional……….algo similar a lo que ha tenido cualquier “encarcelado” por ETA.  El estado también ha matado,  y ha respondido por ello,  politicamente y judicialmente  (aunque no estemos muy conformes y para ello tengamos los recursos).
ETA y Batasuna deben esfumarse,  sus votantes deben integrarse en formaciones democráticas que defiendan el derecho a la autodeterminación de manera civilizada como se hace en Canadá.
Y Máximo debe tener un homenaje,  porque se lo merece más que Super Mario Bross en el ArcoSur de Zaragoza……
Para finalizar dejo recuerdo de la excelente carta de su mujer,
    Carta de Conchi Jaularviuda de Máximo Casado Carrera:
    Ahora que van pasando lentamente las horas, recuerdo más que nunca aquellos versos de Miguel Hernández, en los que lloraba a la muerte de su amigo, cuando decía “tanto dolor se agolpa en mi costado que, por doler, me duele hasta el aliento”. Pero desde ese dolor, sobre todo, quiero daros las gracias.Gracias a mi familia que ha sabido unir su dolor al mío. Gracias a los amigos, a los amigos de hoy y a los que también lo serán mañana. A los compañeros de Máximo, compañeros del alma, compañeros.

    A ti Pepe, gracias, y a todos los de CCOO porque sin vuestro calor y vuestra ayuda me siento perdida. A ti Javi, a ti Eva, a ti Teresa, a ti padrino…, a todos vosotros, amigos, que me estáis arropando cuando siento frío. A ti Subdelegado del Gobierno y a tu hija, gracias por vuestro exquisito trato y vuestra compañía. A vosotros, los políticos que me habéis visitado, qué os voy a decir, también gracias, os comprendo, y en parte mi futuro, nuestro futuro, sigue en vuestras manos. A vosotros miembros de la Iglesia, a pesar de que vuestras creencias sean distintas, gracias por vuestro apoyo humano. A ti Vitoria, a vosotros vitorianos anónimos que nos acompañasteis en la Capilla Ardiente y en la manifestación, gracias de corazón por vuestro apoyo y respeto. Ahora que me marcho, gran parte de mi vida queda aquí. Alguien dijo que detrás de todas las lágrimas se rezaga una esperanza, y así quiero creerlo. Por eso, gracias a todos, a los que llorasteis conmigo y con mis hijos, y a los que comprendéis mis lágrimas.

    Y a vosotros, miembros de ETA, a los que los apoyáis, qué os puedo decir. Me habéis arrebatado lo que más quería en el mundo, pero desde el inmenso dolor desde el que agradezco a la buena gente su solidaridad, sólo puedo deciros que lo único que habéis conseguido es fortalecer infinitamente mi amor por Máximo y por mis convicciones.”

    Guanarteme


Anuncios